Señora directora:

Hemos leído con mucho interés su artículo sobre “El debate entre la FEUC 2016 y el Rector Sánchez”, en que se podría entender que la Dirección de la Universidad Católica tuvo un rol protagónico en el acto del 5 de septiembre de 2013 en que se entregaron Títulos Póstumos. Como parte de la organización de ese Homenaje, queremos aclarar la participación de cada actor.

Nuestro Colectivo es una agrupación de ex alumnos, ex académicos y ex trabajadores de la Universidad Católica, en que la gran mayoría formamos parte de la Universidad en los tiempos de la Reforma, en los años 60 y 70. A partir del año 2010 hemos estado trabajando con las distintas Federaciones de Estudiantes y Centros de Estudiantes que han tenido una sensibilidad hacia la reconstrucción de Memoria Histórica en la Universidad Católica y el respeto de los Derechos Humanos. Nuestra mayor actividad se ha centrado en los 29 miembros de nuestra Comunidad Universitaria que fueron asesinados o están en la calidad de Detenidos Desaparecidos, sin olvidar a los cientos de académicos, alumnos y trabajadores que fueron exonerados, detenidos o torturados durante el período de la dictadura.

A principios del año 2013, junto a la directiva de la FEUC y considerando que se cumplían 40 años del golpe, quisimos hacer algo especial y decidimos entregar un diploma equivalente a un “Título Póstumo” a quienes eran alumnos y un equivalente a un “Doctor Honoris Causa” a quienes eran profesores o ya estaban titulados. Decimos equivalente ya que ni la FEUC ni el Colectivo pueden entregar esos títulos pero si hacer algo simbólico.

Nunca hemos perdido la esperanza que, algún día, la Universidad asumirá el papel que le corresponde frente a este tema. En consideración de esto Diego Vela, presidente de FEUC 2013, invitó al Rector a ser parte de esta iniciativa, lo que en ese momento, para nuestra sorpresa y alegría, el Rector Sánchez acogió con entusiasmo. En esas condiciones, con meses de anticipación, se fijó la fecha del 5 de septiembre para este acto, que sería algo inédito y creíamos marcaría un antes y un después en la posición oficial de la Universidad.

A fines de agosto de 2013 tuvimos los primeros inconvenientes. Los profesores y los titulados no se podían considerar. Por otra parte los alumnos del Departamento Universitario Obrero Campesino (DUOC), que en 1973 eran parte de la Universidad, tampoco se podían considerar pues ya no eran parte de la Universidad y no se tenía registro de ellos. Ante esto, la FEUC 2013 decidió a ellos entregarles un diploma de la FEUC, de forma que las familias de todas las víctimas pudieran participar. Finalmente el viernes 30 de agosto desde registro académico le informaron a FEUC que la Universidad entregaría UN TÍTULO PÓSTUMO a Diana Frida Aron Svigilsky, quien estaba egresada de Periodismo y solamente le faltaba su ceremonia de titulación.

Somos testigos de los esfuerzos y negociaciones de Diego Vela con la dirección de la Universidad para revertir la situación, considerando que el acto ya se estaba promocionando y se tenían invitaciones cursadas y afiches impresos que decían “LA PUC 40 años después. ENTREGA DE TÍTULOS PÓSTUMOS”. Nosotros y la directiva de FEUC considerábamos una burla de la Dirección de la Universidad esta situación. Finalmente FEUC logró que se dieran TRES títulos póstumos, agregando a Alejandro Juan Ávalos Davidson, quien antes de su detención y desaparición había aprobado su Seminario de Título con nota 6,0 y Enrique López Olmedo, quien en la carrera de Sociología tenía 617 créditos aprobado, considerando una convalidación de créditos desde otra carrera.

Las víctimas de la Universidad son 2 Profesionales Titulados, 4 Profesores y 23 alumnos. Entregar 3 títulos póstumos en total no era lo esperado por FEUC ni por nosotros. Finalmente, la Universidad decidió entregar 4 Certificados de “Avance Significativo” a quienes tenía más del 50% de avance en la carrera al momento de su asesinato o desaparición y 2 certificados de “Reconocimiento Académico” a alumnos con menor avance.

Estos son los hechos, nosotros los vivimos y fuimos parte de ellos al igual que la directiva de FEUC 2013. La Universidad no puede poner esto como un “Acto de Reconocimiento” ya que su actuación en este tema es absolutamente censurable. Como dice el Rector Sánchez en su última comunicación, se cae en “la falta de rigurosidad y a la verdad al momento de de evaluar los hechos y acciones”.

titulos_postumos_puc