Las multinacionales parecen operar con total impunidad pese a los comprobables daños al medio ambiente. Eso es lo que parece confirmar un nuevo accidente producido en Argentina y que involucra a Barrick Gold. Hace apenas un año, el 13 de septiembre de 2015, se había producido el accidente ambiental más grave de la historia del país trasandino, cuando Barrick derramó un millón de litros de agua contaminada en el Río Jáchal.

Apenas cumplido un aniversario del hecho, ahora la multinacional lo hizo de nuevo, en la misma mina Veladero en San José de Jáchal, provincia de San Juan.

Lo que empezó como un rumor, con los días se confirmó como cierto. Una vez más, una solución cianurada fue derramada. “El día 8 de septiembre reportamos a las autoridades correspondientes un incidente dentro del valle de lixiviación producto del desacople de una cañería corrugada de 18 pulgadas con solución de proceso”, reconoció la multinacional al medio Infobae.

La propia empresa reconoce que 1.164.000 litros de agua cianurada fueron derramadas.

Pese a que desde la minera aseguran que no hubo contacto con el agua y que no afectará la salud de las personas, desde la comunidad local de Jáchal desconfían  los dichos de Barrick. Hace un año, la empresa desplegó una intensa estrategia comunicacional y lobby político para ocultar el accidente. También negaron que se haya derramado sobre el río Jáchal, lo que a la postre fue confirmado falso por un informe de la Universidad Nacional de Cuyo, que comprobó la presencia de metales pesados por sobre límites recomendados en las aguas de la zona.

“Resolví que se constituya inmediatamente en el lugar el Ministro de Minería (Alberto Hensel) con técnicos y profesionales del Ministerio, a fin de evaluar la magnitud y real situación, y en forma preventiva detener la actividad de la mina Veladero hasta que se determine que no existe riesgo alguno“, anunció el gobernador Sergio Uñac.

Este es el quinto derrame que se realiza en la mina Veladero desde 2012. Por eso, movimientos ambientalistas piden su cierre definitivo: “Barrick Gold ha demostrado que no está en condiciones de operar. En base a los principios básicos del derecho ambiental, la mina Veladero debe ser cerrada de forma precautoria en forma inmediata”, declaró el abogado ambientalista Enrique Viale.

Desde la asamblea local Jáchal No se Toca convocaron a distintas manifestaciones en la ciudad de San Juan, “exigiendo el cierre total de Veladero, remediación y prohibición de la megaminería contaminante”.