Una niña de 11 años fue la que encendió el debate. Marina Ascencio escribió una carta dirigida al rector del Instituto Nacional, a la alcaldesa de Santiago y a la Presidenta Michelle Bachelet donde, con una claridad llamativa para su corta edad, denuncia la segregación de género que se da en nuestro país. En 203 años de historia, Marina fue la primera mujer en enviar una postulación al llamado “primer foco de luz de la nación”.

“Quiero acceder a la educación del Instituto Nacional y encuentro que es injusto que solamente los hombres puedan dar la prueba y entrar a él (…) Tanto hombres como mujeres somos iguales en una manera intelectual, no inferiores ni superiores, sino que iguales”, señaló en su misiva.

Antes de que el debate estallara con la carta de Ascencio, MQLTV realizó un video donde María Francisca Valenzuela, presidenta del Observatorio Contra el Acoso Callejero, invitó a reflexionar en torno al tema.

“¿Por qué se exige una educación no sexista? Separar a hombres y mujeres en distintos establecimientos educacionales es algo que se hizo pensando que ambos teníamos distintas formas que aprender y roles que cumplir. Así, liceos emblemáticos se crearon para formar hombres defensores de la patria, mientras que se crearon otros sólo para mujeres para que tuvieran una educación adecuada a las necesidades del hogar. Hoy la división por sexos en colegio no tiene sentido“, dice al comenzar el registro.

En el video, Valenzuela critica la invisibilización del rol de la mujer en las distintas disciplinas y en el contenido educativo, además de referirse al lenguaje no inclusivo y la ausencia de una educación adecuada sobre derechos sexuales y reproductivos.

Mira el video a continuación: