Con el fin de conocer los nombres de quienes quienes participaron en sus detenciones y torturas, es que un grupo de 14 ex presas y presos políticos interpuso un recurso de protección con el apoyo del grupo Desclasificación Popular, un colectivo que se define como “político- artístico” y que busca apelar a la justicia para acceder a la información relativa a prisión política y tortura que hoy permanece escondida.
Estos antecedentes fueron entregado por el Instituto Nacional de Derechos Humanos el viernes 23 de septiembre, luego de que la Corte de apelaciones fallara a favor de su solicitud. La vía judicial fue necesaria luego de que los datos fueran negados por el INDH, manteniendo el velo de 50 años de silencio que se impone sobre la información contenida en el informe Valech.
Por el momento, el secreto se levantó solo sobre las carpetas personales de las víctimas que interpusieron el recurso de protección, quienes podrán acceder a los nombres de quienes los torturaron y detuvieron. Con esa información bajo el brazo, podrán presentar querellas sustentadas en antecedentes oficiales, permitiendo que se haga justicia frente a los crímenes que se perpetraron contra ellos.
Desde Desclasificación Popular se refieren a eso, afirmando que es “incomprensible que el Estado de Chile proteja más los archivos y su secreto que a los Derechos Humanos”, alegando que el secreto dificulta que quienes sobrevivieron a la dictadura cívico militar puedan acceder a la justicia y a conocer un trozo de la historia que los involucra completamente.
 
Ni el Gobierno ni el Congreso de Chile han tomado acciones concretas para cumplir con sus obligaciones internacionales sobre verdad y justicia, especialmente con las personas víctimas de prisión política y tortura. Las ex presas y ex presos políticos de Chile no tienen verdad, no tienen justicia y no tienen reparación digna”, señalan desde Desclasificación Popular, para explicar las motivaciones que los han llevado a iniciar su trabajo.
Si es que los ex presos y presas políticas así lo autorizan, esta información saldrá a la luz pública el 15 de diciembre de este año, en una exposición de Francisco Papas Fritas, uno de los  impulsores del grupo. Esta llevará por nombre “2054”, que oficialmente se levantará el secreto que recae sobre el informe Valech.