Según publicó esta mañana la revista Qué Pasa, la Contraloría General de la República emitió el pasado 23 de agosto un detallado informe de la auditoría realizada a los pagos efectuados por la Tesorería del Estado Mayor del Ejército (Temge) durante el año 2015, los que suman $5.175 millones. Este proceso de control indagó una muestra representativa del 33,7% del gasto total, es decir, $1.745 millones.

En el informe, que según Qué Pasa llegó a manos del ministro de Defensa José Antonio Gómez el mismo 23 de agosto, las principales conclusiones de la Contraloría General de la República fueron: Falta de control por parte de la Contraloría del Ejército y la Sección Control de Gestión, acerca del proceso de pago que corresponde realizar a la Tesorería del Estado Mayor General; Omisión de toma de razón de las bases administrativas y técnicas y del contrato suscrito con ENTEL S.A; Pagos improcedentes a las empresas Importaciones y Exportaciones Tecnodata S.A. y Sodimac S.A.; Errores en los reportes y registros contables del Sistema de Información Financiera del Ejército y, finalmente, incumplimiento de la Ley de Transparencia.

Aparte de la muestra del 33,7% del gasto 2015, se analizó un ítem especialmente cuestionado: el arriendo de maquinaria y equipo que ejecuta la Jefatura de Adquisiciones del Ejército. Ese año sumó $183.077.707 según 11 comprobantes de egreso emitidos por la Temge entre junio y febrero de 2016. El análisis aparte se debe a que el proveedor, Importaciones y Exportaciones Tecnodata S.A. -que también aparece en otro ítem del informe respecto a equipos de impresión y fotocopiado- se encuentra cuestionado por el Servicio de Impuestos Internos (SII) por el uso de facturas no autorizadas.

Uno de los puntos más graves lo constituye el contrato firmado con Entel. Según la ley, cualquier contrato por sobre las 5.000 UTM debe licitarse con un concurso cuyas bases administrativas y técnicas sean aprobadas por la Contraloría General de la República, al igual que el contrato con el proveedor. Sin embargo, el Ejército de Chile no sometió los documentos al examen del organismo fiscalizador. De acuerdo al Ejército, esto se debe a que consideraron el contrato por sus montos anuales (125 millones más IVA, lo que no superaría las 5.000 UTM de tope), lo que no fue suficiente para la Contraloría, que calificó el contrato como una irregularidad altamente compleja y ordenó un sumario administrativo.

En el caso de los mencionados servicios de arriendo de equipos para impresión y fotocopiados, la Contraloría llegó a la conclusión de que dos facturas que suman 37,7 millones de pesos fueron emitidas a Importaciones y Exportaciones Tecnodata S.A. con fecha posterior al término del contrato, en febrero del 2016.  

Otro “derroche” administrativo lo constituye la emisión de 106 órdenes de compra para adquirir pasajes aéreos, que suman más de $55 millones (1.053,7 UF), lo que supera el tope de 1.000 UTM legal que obliga a que ese tipo de grandes compras se haga a través de Mercado Público. Además, existen 35 vuelos LAN y 4 SKY efectuados en 2015 que carecían de documentación que respaldara y autorizara la compra, o si la tenían fue emitida luego de que los pasajes fueran comprados. 

A eso se suman $1,7 millones que Contraloría catalogó como  “gastos improcedentes” correspondientes a la compra de artículos de ferretería para el criadero militar Haras Nacional en la tienda SODIMAC S.A.

En cuanto a la ley 20.730 de Transparencia, Contraloría detectó que aún hay 134 encargados de compras que el Ejército todavía no designa como sujetos pasivos. Además, en 218 adquisiciones el Ejército no identificó a los funcionarios que evaluaron las condiciones para la compra pública, sumando 395 integrantes de comisiones evaluadoras sin identificar. En cuando a solicitudes de audiencia, el Ejército sólo aceptó 33, pero no detalló qué materias se trataron en el 84,8% de ellas.

Según detalla Qué Pasa, el Ejército respondió que se han instruido sumarios administrativos para el contrato firmado con Entel, el contrato de servicios para impresión y fotocopias con Tecnodata y la compra de pasajes.