Este lunes se inauguró en el Liceo 7 José Toribio Medina de Ñuñoa, la exposición itinerante “Colonia Dignidad: Crímenes, memorias y resistencias”. Iniciativa financiada por la Coalición Internacional de Sitios de Conciencia y que tiene como objetivo develar la historia represiva de la ex Colonia Dignidadencabezada por Paul Schäfer- con el propósito de poder avanzar en la obtención de verdad y justicia, poner fin a la impunidad que se ha mantenido por casi 50 años e incentivar la reflexión en torno a los temas de nuestra memoria reciente.

Cabe recordar que la actual Villa Baviera fue un aliado estratégico en la política represiva y de exterminio de la dictadura cívico-militar de Pinochet. El mismo enclave alemán que hoy se dedica al turismo, fue utilizado como centro de detención, tortura y exterminio, se traficó armas a nivel internacional, y funcionó como laboratorio para la fabricación de gas sarín en el marco de la Operación Andrea.

La ceremonia inaugural contó con la presencia de Felipe Morales Becerra, Jefe del Departamento Provincial de Educación Santiago Oriente, quien saludó la exposición que será presentada por un grupo de alumnos guías a sus compañeros. Asimismo indicó que iniciativas como estas ayudan a repensar el pasado reciente en un país donde cada 70 años, aproximadamente, se han vivido situaciones en las que se han pasado a llevar sistemáticamente los derechos humanos.

Alejandro Guerra Fodich, director del Liceo 7, mencionó que como comunidad constituye un deber el trabajo de memoria, “que durante mucho tiempo no se asumió. Hoy día tenemos la instancia de asumirlo y de contar lo que ocurrió en nuestro país y en este enclave por casi 50 años”. Además agregó que como profesores tienen el deber de entregar a la ‘conciencia limpia de nuestros jóvenes’ lo que ésto significo, lo que implica seguir manteniendo la impunidad.

Claudia Videla, Encargada de Contenidos del Área de Educación y Audiencias del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, saludó la exposición y valoró el trabajo realizado por la Asociación. Videla dijo que “Colonia Dignidad es – incluso- para nosotros como Museo de la Memoria, un tema pendiente. Es un tema complejo, en el cual no podemos definir efectivamente quienes son completamente víctimas o completamente victimarios”.

Por su parte, la profesora y concejala de Ñuñoa Alejandra Placencia, señaló que para ellos es muy importante, a nivel comunal, que expresiones de este tipo – que son escasas- puedan ser parte de las escuelas. “Esto se debe a una forma de mirar la educación, donde una parte de lo que significa educar queda fuera. Por ejemplo, el hecho de transmitir no sólo una formación ciudadana, cívica, sino que también en derechos humanos” agregó

Margarita Romero Méndez, presidenta de la Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad, señaló que: “Instalar una verdad tan dolorosa y que fue denunciada tempranamente por las víctimas directas, así como por los familiares de las personas que permanecieron secuestradas en Colonia Dignidad y que allí fueron desaparecidas o asesinadas; no ha sido fácil, pero ha sido uno de los objetivos centrales de nuestra Asociación”.

Ejemplo de ésto fue la solicitud de declaratoria como monumento histórico para sitios e inmuebles al interior de Colonia Dignidad y para los archivos de la represión de Colonia Dignidad. Petición que fue aceptada por el Consejo de Monumentos Nacionales por unanimidad y publicada en agosto en el Diario Oficial.  Pero este avance en el trabajo de memoria no les pareció a los líderes de Villa Baviera, quienes presentaron una apelación ante el Ministerio de Educación para que reconsidere la declaratoria como Monumento Histórico ya que entorpece la entrega de terrenos a colonos a pesar de poseer 17.000 hectáreas.

También destacó que estar en el Liceo 7 José Toribio Medina es sumamente importante para la Asociación, ya que a través del trabajo con jóvenes podrán contribuir a que crímenes como los que esta exposición muestra no se vuelvan a repetir. Además enfatizó que el trabajo que desarrollaran estos jóvenes guías al interior de su comunidad escolar, no solo tratarán de narrar los crímenes perpetrados en Colonia Dignidad, sino que también estarán aportando a la construcción de una democracia más sana a través de discusiones que permitan enriquecer nuestro espacio político y social. 

Tras las palabras de Romero, estudiantes del Conjunto Instrumental Al Fin del Mundo interpretaron la canción Amulen, letra del poeta Elicura Chihuailaf. Pieza musical que corresponde a una cantata en mapudungun que representa una búsqueda constante de pertenencia, de vida, y de fórmulas para sobrellevar el día a día según explicó Camilo Latorre, quien dirige el coro y trabajó en la coordinación de la exposición.

Para finalizar la ceremonia, los alumnos Manuel Bórquez y Sofía Palma, hicieron un recorrido por la exposición. En ella contaron qué fue la Colonia Dignidad y cómo Paul Schäfer – bajo el contexto de la Guerra Fría- fortaleció vínculos de poder a través de la prestación de sus servicios como protector, y cómo a través del embajador chileno de la época, llegó a Chile huyendo de Alemania, ya con cargos por pedofilia, y fundo la Sociedad Benefactora y Educacional Dignidad.

La segunda parte de la muestra estuvo marcada por el relato de lo que ahora es Villa Baviera, nombre para lavar la imagen de la ex Colonia y lugar que actualmente se dedica al turismo y donde se celebran fiestas costumbristas alemanas, como el oktoberfest.

Al preguntarle a las y los estudiantes que guiarán a sus compañeros durante la semana que dura la exposición itinerante, los jóvenes destacaron la importancia de conocer nuestro pasado reciente.

Lucas Quinteros mencionó que básicamente esta muestra servirá para “Generar conciencia”. Nicolás Díaz dijo “Más que nada nos hace un cambio en lo que día a día nos enseñan acá en el liceo, entrar en la memoria más reciente.  Para lo mismo pienso que nos eligieron a nosotros, para llegar a la gente de nuestra misma edad y que podamos hacer reconocimiento de lo que pasó un par de décadas atrás. Generar conciencia y memoria”.

Luna Méndez señaló “Creo que esta exposición es para que los crímenes no queden en la impunidad porque todo el mundo tiene derecho a saber lo que ocurrió ahí, que le prestaron ropa a la dictadura para hacer desaparecer gente, para torturar, y estas cosas no pueden quedar en la impunidad y después de todo este tiempo la historia de este país no se puede tapar con un dedo”.

En ese sentido, Valeria Pozo indicó que mediante estas actividades podrán “generar conciencia por lo que pasó. Ellos pueden llegar y realmente cambiar esto que ha sido un centro de turístico y que no quede olvidado lo que pasó”.

dsc05723

Autoridades escolares rechazan petición de Villa Baviera

En el marco de los trabajos de memoria que ha venido realizando la Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad, y como mencionó Margarita Romero en su saludo durante la inauguración de la exposición itinerante “Colonia Dignidad: Crímenes, memorias y resistencias”; se les preguntó a las autoridades educativas presentes qué opinaban de la apelación de los colonos de Villa Baviera, ante el Ministerio de Educación, para que reconsidere la declaratoria como Monumento Histórico a sitios e inmuebles al interior del enclave alemán.

Alejandra Placencia, concejala de Ñuñoa indicó: “Espero que la respuesta sea concordante a lo que exige hoy día un país que pretende realmente avanzar en democracia plena, reconocer espacios de memoria es parte integrante de la democracia y para que ésta avance en verdad y justicia, estos símbolos también son importantes de destacar y de resguardar. Yo espero que esto no se perpetúe en el tiempo, que esta solicitud no tenga ningún efecto concreto sobre la definición final y que obviamente sea un espacio de memoria como muchos otros – todavía- están por rescatar”.

El director del Liceo 7, Alejandro Guerra Fodich, afirmó: “Yo creo que el Estado debiera expropiar y hacer un sitio histórico, va más allá de declarar un pedazo o un lugar específico, sino que se debiese recuperar y hacer de toda la Colonia Dignidad – o lo que fue- un monumento y un sitio de memoria, así como es Villa Grimaldi o como espero que sean muchos sitios que alojaron la represión. Que los colonos estén pidiendo la anulidad de la declaratoria lo encuentro aberrante, el Estado tiene que hacerse cargo de esto”.

René Sporman Bustamante, director del Liceo Arturo Alessandri Palma de Providencia, quien espera poder presentar ahí la exposición sobre la historia de Colonia Dignidad, ya que “nuestro proyecto educativo busca formar estudiantes críticos, responsables y con memoria. Avanzar en educación con enfoque de derechos, partiendo con uno de los derechos fundamentales que es el derecho a la vida”.

En cuánto a la solicitud de revisión a la declaratoria de Monumento Nacional en lugares de la ex Colonia, Sporman dijo “Yo no sé cuánto poder tienen los colonos que pasan a llevar los principios de un Estado democrático como el chileno, hace rato que nosotros estamos avanzando en una democracia más plena y es un error no reconocer hoy día un lugar donde hubo atropellos a los derechos humanos. El Estado debiese ponerse desde el día 1 en posición de defensa a lo más sagrado que es el respeto por los derechos de las personas”.