Durante esta tarde el parlamento polaco rechazó por amplia mayoría la iniciativa de ley del ultraconservador partido Ley y Justicia que buscaba endurecer la ley de aborto en ese país, que actualmente permite 3 causales como inviabilidad fetal, riesgo para la vida de la madre y embarazo por violación. El proyecto de ley buscaba prohibir totalmente el aborto, llevando la normativa al nivel de Chile.

Así, 353 diputados de los 450 que componen el Parlamento polaco votaron en contra del proyecto. Entre las fuerzas políticas allí representada no hay ninguna de izquierda, centroizquierda o sectores liberales: 186 diputados de los 353 son del partido oficialista ultraconservador, Ley y Justicia, el que dio libertad de voto a sus parlamentarios, de los que 186 rechazaron endurecer la legislación del aborto y 58 votaron por penalizar todo tipo de interrupción voluntaria del embarazo. 

El rechazo de parlamentarios oficialistas muestra la efectividad de la manifestación   o “Lunes negro” que llevaron a cabo cientos de miles de mujeres polacas el lunes. Según publicó el medio Newsweek Polska, el 74 % de polacos querían mantener la ley vigente, algo que incluso reconoció el viceprimer ministro Jaroslaw Gowin, “era evidente que prohibir el aborto para los supuestos de violación o grave riesgo para la vida de la madre iba en contra de los deseos de la mayoría de la sociedad”, declaró. Según estimaciones de ONG, hasta 150 mil polacas abortan en forma ilegal cada año, viajando al extranjero para acceder a procedimientos médicos seguros o comprando medicamentos en el mercado negro.