El día de ayer se emitió el informe de la fiscalización en terreno realizada por la Dirección del Trabajo en las dependencias del Canal del Fútbol, ubicado en Las Condes. La visita del organismo se dio luego de que el Sindicato CDF solicitara una inspección al cumplimiento de las jornadas laborales, denunciando una posible infracción a requisitos legales para el tope horario (revisa la solicitud aquí).

El ente fiscalizador constató tres infracciones al Código del Trabajo, de las cuales sancionó dos: contratos de trabajo sin cláusulas legales básicas contenidas en el texto y excesos en la jornada ordinaria legal de trabajo. En el informe, el inspector señala que “los periodistas cumplen jornada excesiva y no pueden abandonar sus funciones hasta el término de la nota o de acuerdo a las instrucciones que reciben del Editor Periodístico General, y muchas veces ni para hacer uso de su tiempo de colación, o bien porque los entrevistados no llegan o el evento deportivo se atrasa”.

Además, el inspector consigna que atestiguó que el editor periodístico general, Rodrigo Garcés, realiza reunión de pauta con los periodistas presentes, lo que constituye según el Código del Trabajo un trabajo “sujeto a fiscalización superior inmediata”, por lo que no aplican para el artículo 22 de nuestra legislación laboral, que excluye del tope horario a los trabajadores de las telecomunicaciones. Garcés ha sido públicamente cuestionado por el Sindicato CDF por sus malos tratos y tiene en pie un conflicto entre trabajadores y gerencia, que llevó a una querella por despido injustificado ingresada en septiembre.

Las multas para el Canal del Fútbol serán notificadas vía carta certificada de la Dirección del Trabajo a la gerencia de la estación televisiva propiedad de la Asociación Nacional del Fútbol, la que tiene 30 días para acatar la sanción o apelar ante tribunales.