La terrible realidad en centros del Sename sigue impactando a la opinión pública. Este domingo El Mercurio dio a conocer un informe con los detalles de 210 muertes de menores al interior de la institución entre 2005 y 2016.

Las causas son estremecedoras: ahorcamientos, asfixias, paros cardiorrespitorios, shock séptico y multiorgánico, muerte súbita y un considerable porcentaje de muertes con causas aún indeterminadas.

Según el desglose, 9 murieron por muerte súbita, encefálica u otras, 10 por ahorcamientos, 16 por asfixia, 14 por accidentes, 11 por causas indeterminadas, 50 por paros cardiorrespiratorios y afines, 36 por shock séptico o multiorgánico y 64 por insuficiencias respiratorias.

De este total, un 54,8% de los menores fallecidos eran discapacitados.

Uno de los casos especialmente dramáticos es el de Paula, una niña que llegó con un mes de vida a un hogar de Llolleo y que por falta de cuidado murió por asfixia, con una frazada sobre su cara.

Tanto las dos cuidadores como la encargada del centro fueron investigadas por su responsabilidad en el caso estableciéndose que la pequeña murió por falta de cuidados.

Actualmente el fiscal Marcos Emilfork, Fiscal Regional de Los Lagos, investiga las muertes de estos pequeños y pequeñas.