¿Cuál es tu primer análisis de los resultados?

Yo diría que, como se veía venir, una de las cuestiones más notorias es la enorme abstención. Segundo, la derrota sufrida por la Nueva Mayoría en comunas emblemáticas se explica porque hay un voto de reproche a las formas tradicionales de la política: son alcaldesas de alto perfil, o ex ministros que iban a la elección, y mientras más identificados con la política tradicional, más sufrieron una sorpresa.

El senador Guido Girardi acaba de declarar que estos resultados son un rechazo a la gestión de gobierno…

Este gobierno llegó al poder con un programa transformador. Ese programa ha sufrido la incapacidad de llevarlo a cabo por parte del gobierno y una sistemática oposición dentro de la propia Nueva Mayoría, casi tan decidida como la oposición de la derecha. Claro, el gobierno habiendo asumido un compromiso de transformación ha sido castigado porque la Nueva Mayoría ha dejado las reformas a medio camino. En mi opinión, el sentido de la Nueva Mayoría es el programa de gobierno y parte de los problemas que ha tenido es no realizarlo. Mi impresión es que si la coalición tiene destino, tiene que solucionar ese problema de oposición interna y abrazar ese programa.

¿Cómo ve el desempeño del Partido Socialista?

Vengo ahora de estar con Gonzalo Durán, que tuvo un triunfo resonante. Una buena noticia, para el y para mi (risas). Mi impresión es que las derrotas más resonantes no son del socialismo.

¿Son del PPD?

Efectivamente, son del PPD. Es un hecho.