En una exposición digna de los Toppins o de una pareja de estudiantes porros que improvisan ante el curso, el senador Ricardo Lagos Weber y el presidente de la Cámara de Diputados, Osvaldo Andrade, invitaron a la gente a votar para las elecciones municipales.

El surreal video perfectamente podría ser considerado como el vaticinio humorístico de la marcada abstención que se registró en las elecciones. 

“Puta, nos costó re tanto ganar el derecho a voto, cómo lo vamos a perder ahora. Y si no te gusta ni uno, pone nulo o… -sonidos inentendibles- ya se te va a ocurrir qué poner”, dijo muy asertivo Andrade.

“A ti te gusta alegar, estai disconforme con un montón de cosas. Tení razón, en otras no tanto, le estai poniendo mucho. ¿Entonces qué te digo yo? Anda y manifiesta eso, por qué de lo contrario después no aleguí. Si querí morir cocó, no votí. Pero yo te invito a que vaya a votar”, agregó el presidente de los diputados en un muy académico castellano.

Ante ello, Lagos Weber demostró in situ cómo funciona la demagogia, cambiando el calificativo de su colega por esloganes políticos: “O sea igual aunque no votí vai a poder alegar, pero es mejor alegar o… no alegar… exigir más derechos, más responsabilidades, más transparencias, cuando tú concurres y das un respaldo a alguien”.