Este miércoles, la ciudad de Valparaíso coordinada con Japón, realizó un simulacro de tsunami para analizar cómo funcionan los protocolos de emergencia.

Sin embargo, hubo ciertas dificultades. Según varias denuncias de medios de comunicación y usuarios en redes sociales, las alarmas se demoraron entre 9 y 10 minutos en sonar para organizar la evacuación de la gente.

La situación fue informada, en primera instancia, a través de redes sociales, donde indicaron que no escucharon las alarmas.

Según explicaron las autoridades, la ciudad no tiene un sistema de alarmas para tsunami y explicaron que se usaron alarmas del puerto y la coordinación de las sirenas de Carabineros, Bomberos y Ambulancias.

“Si ustedes creen que hay que crucificar a alguien… lo que hay que hacer aquí es aprender y mejorar para la próxima vez, para eso son estos simulacros”, dijo Gabriel Aldoney, Intendente de Valparaíso.

Por otra parte, el director nacional de la Onemi, Ricardo Toro, dijo que “un simulacro es más difícil que un terremoto o un tsunami real, porque la gente se da cuenta de lo que está ocurriendo de manera natural“.

Y reveló que “a diferencia de otras regiones, Valparaíso no cuenta con sirenas de tsunami; se utilizan las sirenas de los puertos y el sistema de sirenas de bomberos, carabineros y ambulancias”.

Cuestionado por los periodistas por la jugosa inversión del simulacro, Toro dijo que esas “preguntas deben hacérselas a nivel regional”.

El simulacro comenzó a las 10:30 de la mañana y movilizó cerca de 100.000 personas, incluidos los parlamentarios, como se ve en la foto.