Según informó ayer Cooperativa, 170 médicos del Hospital Regional de Rancagua presentaron su renuncia. Esto, debido a un prolongado conflicto con el director del Servicio de Salud regional, Fernando Troncoso, quien se ha negado a abandonar el cargo. Producto de esto, los profesionales mantienen una pugna desde hace un mes con el Departamento Jurídico del Servicio de Salud O’Higgins.

“A pesar de que insistimos hace dos meses con múltiples conversaciones con el Ministerio de Salud a nivel central y regional, se ha llegado a esta instancia”, indicó a Cooperativa el vicepresidente del capítulo regional del Colegio Médico, Sergio Rojas, añadiendo que “lamentamos que estemos llegando a este punto en que la autoridad, a pesar de todas las advertencias, no tomó verdaderas cartas en el asunto ni acciones concretas“, agregó.

La Federación Nacional de Trabajadores de la Salud (Fenats), además, se pronunció señalando que en el caso de que cualquier renuncia se concrete, la Base Hospital Regional Rancagua se declarará en paro hasta que Troncoso sea removido de su cargo. Olga Jiménez, dirigenta del hospital, declaró que la confederación “rechaza categóricamente el accionar del director del Servicio de Salud, por lo tanto, estamos en un estado de alerta”.