El gobierno argentino publicó ayer un informe firmado por el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, en el que se asegura que durante la última dictadura cívico-militar desaparecieron y se asesinaron a siete mil trescientas personas.

Sin embargo, varias organizaciones de derechos humanos aseguran que en realidad la dictadura es responsable de la desaparición de más de 30 mil jóvenes y el arresto sin cargos de hasta 3 mil personas.

Según informa Telesur, con este nuevo informe se vuelve a repetir la polémica de principios de este año, cuando el ex ministro de Cultura, Darío Lopérfido, anunció que “no fueron 30 mil los desaparecidos” y luego cuando el presidente Mauricio Macri aseguró “no tener idea si fueron nueve mil o 30 mil”.

Según el informe del gobierno de Macri, entre el 12 de octubre de 1973 y el 10 de diciembre de 1983 hubo un total de ocho mil 571 víctimas “debidamente formalizadas”; siete mil 010 desaparecidos y mil 571 personas asesinadas.

De forma detallada el informe de Macri indica que entre el 12 de octubre de 1973 y el 23 de marzo de 1976 hubo mil 271 víctimas de desaparición forzada y asesinato, mientras que durante la dictadura entre el 24 de marzo de 1976 y el 10 de diciembre de 1983, fueron siete mil 300 los desaparecidos y asesinados.

informe-macri

Las cifras surgen de un informe que el Registro Unificado de Víctimas del Terrorismo de Estado, le brindó a la ONG Ciudadanos Libres, sobre la violación de los derechos humanos durante la dictadura y el período entre 1973 y 1976.

El titular de la ONG Ciudadanos Libre, José Magioncalda, dijo: “Nosotros advertimos que hubo un funcionario que por opinar de determinada manera fue hostigado y hasta tuvo que renunciar, entonces creímos que si el Estado daba una cifra comprobada podíamos ayudar a que hubiera un respaldo técnico”.