Marco Enríquez Ominami no ve la luz. A su formalización por, presuntamente, extender boletas ideológicamente falsas a SQM para el financiamiento ilegal de su campaña, se suma la aparición de dos boletas a la constructora OAS, la firma brasileña que le prestó y pagó el avión para su campaña.

Según publica Ahora Noticias, el contador Jorge Contreras Soto entregó la información en su reciente declaración ante la fiscal Paola Castiglione.

Específicamente, el aporte se habría gestado a partir de Conosur Research, una empresa de Cristián Warner, su ex mano derecha bajo el giro de “asesorías comunicacionales”. Los montos son de 11.748.000 y $ 47.273.000, aportados por la agencia en Chile de OAS.

El contador, además, explicó que Cencosud, de Horst Paulmann, también habría realizado pagos de 26 millones de pesos.

En entrevista con La Tercera, ME-O reafirmó su intención de competir por las presidenciales en todos los cargos.

Y dio su opinión sobre Alejandro Guillier a quien calificó como “un pétalo en un pozo séptico, con buenas intenciones“, aunque agregó que “está secuestrado” por la Nueva Mayoría.

“No va poder hacer nada distinto de lo que ha hecho Michelle Bachelet, porque está rodeada de partidos que la boicotean, ministros torpes y todos la tienen abandonada”, concluyó.