Corría el año 2014 cuando Aldo Cornejo, de la Democracia Cristiana, propuso una idea: poner una barrera de protección en las galerías de la Cámara de Diputados por el riesgo que, supuestamente, corren los parlamentarios.

Pero pasaron varios años hasta que se aprobara. Esta semana, de forma unánime, las bancadas de la Cámara visaron el proyecto que costaría 25 millones de pesos según un estudio de factibilidad hecho el 2013.

La barrera de vidrio se instalaría durante las vacaciones de los diputados, durante el verano de 2017, según consigna El Mercurio.

La barrera tendría como objetivo proteger a los parlamentarios de lanzamiento de monedas, zapatos y otros elementos, que en ciertas oportunidades han caído en el hemiciclo.

Y su aprobación se da justo a una semana del violento desalojo por parte de Carabineros del público durante la votación del reajuste.