El reajuste del sector público, aprobado ayer tras intensas semanas de negociación, movilización y golpes dentro de la coalición de gobierno, sigue sacando ronchas.

Finalmente, tras dos negociaciones fallidas en la Nueva Mayoría, el ministro de Hacienda Rodrigo Valdés llegó a un acuerdo con la derecha para obtener los votos necesarios que aprueben el guarismo del 3,2%. A cambio, se acordó la creación de un comité que considere aspectos técnicos para negociaciones a futuro, como la inflación, la brecha de remuneraciones, la productividad de los trabajadores y las alzas efectivas de los salarios.

El proyecto aprobado incluye bonos especiales de $114 mil a los trabajadores que ganan hasta $550 mil y de $35 mil para los salarios que llegan hasta los $2.345.060.

Estos últimos vienen a compensar el magro reajuste. Según publicó este medio, el aumento de 3,2% significa apenas $1.500 pesos promedio de alza al salario real.

Otro aspecto polémico de la jornada de ayer fueron los votos del Partido Comunista, quienes habían liderado desde el Parlamento la oposición al guarismo del 3,2%. Sin embargo, ayer el PC decidió aprobar el proyecto en general y abstenerse de la votación en particular. Según explicó la diputada Camila Vallejo, la abstención se suma al rechazo, por lo que esa fue su forma de oponerse al proyecto. Mientras que Karol Cariola reconoció que se vieron “entre la espada y la pared”: “Somos partido de gobierno ya también tenemos responsabilidad política con ellos”, dijo.

Es por eso que en El Desconcierto hicimos una pequeña encuesta a dirigentes sindicales, consultándoles por dos de los aspectos más polémicos: El acuerdo con la derecha y la votación de los comunistas.

Orietta Fuenzalida, dirigenta ANEF (Movimiento Cabreados)

Sobre el voto de abstención del PC:

“Ellos hacen creer a los trabajadores que los representan, lo hacen en el Parlamento y con los dirigentes comunistas que conducen la negociación del sector público, Figueroa en la CUT y Carlos Insunza en la ANEF, que es el verdadero articulador de la mesa.

 

El año pasado el reajuste fue negativo y ahora igual. Las bases pidieron paro indefinido y nunca se dio porque el PC controlaba el movimiento y hacia paros por 48 horas apostando a que iba a ganar el gallito político con la DC, pero nos terminó perjudicando a los trabajadores. Hoy tienen que dar un paso al costado”.

Sobre el acuerdo de la NM con la derecha:

“Aquí no importa el actor sindical, todo se resuelve para protegerse entre ellos. No nos deja satisfechos porque se juega con los trabajadores”.

anef.cl

anef.cl

Daniel Espinoza (Izquierda Libertaria – Trabajadores a Honorarios del Estado)

Sobre el voto de abstención del PC:

“Ellos dicen que es lo mismo abstenerse que rechazar. Se entiende, quieren hacer un gesto al gobierno, pero en definitiva están en una situación dicotómica sobre si en verdad están en la calle o con el gobierno. Pareciera que no se quieren quemar porque le dan una señal política al gobierno, pero no se la dan a los trabajadores”.

Sobre el acuerdo de la NM con la derecha:

“No sorprende mucho. Todas las reformas las han logrado negociando con la derecha, la laboral, la tributaria. No es nada nuevo a lo que hizo la Concertación”.

honorarios

Javiera Olivares (PC – Colegio de Periodistas)

Sobre el voto de abstención del PC:

“El PC ha sido coherente con una cosa, que es favorecer los derechos de los trabajadores. Son coherentes con eso y se mantuvieron en el rechazo al guarismo. Hay una coherencia que fue muy vapuleada por sectores conservadores (…) la polaridad llegó a tal punto que era ese reajuste o nada”.

Sobre el acuerdo de la NM con la derecha:

“No se puso sobre la mesa las necesidades de los trabajadores y eso terminó en un sin sentido, con un gobierno de centro a la izquierda que cuenta con la aprobación de la derecha. Es un despropósito y una tozudez del ministro de Hacienda”.

AgenciaUno

AgenciaUno

Nolberto Díaz (Democracia Cristiana – CUT)

Sobre el voto de abstención del PC:

“Fue un rechazo en forma de abstención, no tengo reparos con lo que hicieron. Entiendo que fue su manera de rechazar”.

Sobre el acuerdo de la NM con la derecha:

“Es lamentable que el gobierno haya preferido llegar a un acuerdo con la derecha y no con los trabajadores”.

/ Agencia Uno

/ Agencia Uno