Son 16 empresas y asociaciones pesqueras las que están en la mira de la Fiscalía por aportes irregulares a políticos en las campañas de 2009 y 2013. Entre ellas está la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes) y la Sociedad Nacional de Pesca (Sonapesca).

Es por eso que el foco de la investigación liderada por los fiscales Ximena Chong y Julio Contardo -por los casos de Corpesca y su arista Asipes– solicitaron al Servel que levantara el secreto sobre los aportes reservados, cosa que fue decretada finalmente por el Cuarto Juzgado de Garantía a fines de octubre.

Según informa hoy La Tercera, los fiscales pidieron información sobre Pesquera Biobío, Blumar S.A., Enapesca S.A., Alimar, Bahía Coronel, Landes S.A., Camanchaca S.A., Camanchaca Pesca Sur S.A., Cannex S.A., Foodcorp S.A., Congelados del Pacífico, Mar Profundo, Itata S.A. y El Golfo, además de Asipes y Sonapesca.

La solicitud es sobre “todos aquellos antecedentes relativos a los aportes de carácter público, reservado y/o donaciones en calidad de aportes reservados (…) en relación a las campañas electorales entre los años 2009 y 2013, incluyendo elecciones parlamentarias y primarias, remitiendo -en caso afirmativo- el detalle de dichos aportes, tales como montos, fechas y receptores”.

El principal foco está sobre el financiamiento del ex diputado UDI Sergio Bobadilla y los actuales parlamentarios Cristián Campos (PPD), Jorge Sabag (DC), Clemira Pacheco (PS) y Enrique van Rysselberghe (UDI).