Lucía Hiriart, la viuda del dictador Augusto Pinochet, pasó la noche en el Hospital Militar, protagonizando una nueva crisis de salud que la lleva, al menos, por tercera vez en el año al recinto hospitalario.

La anciana de 93 años llegó al hospital a eso de las 20:30 de la noche de este domingo para ser dada de alta durante la mañana de este lunes.

Su diagnóstico, como es de esperar, es de carácter reservado por lo que aún no se tienen antecedentes concretos y fidedignos respecto a su estado de salud.

Esto motivó la reacción de los tuiteros, que dieron su parecer sobre la recuperación de la viuda del Tirano.