El 6 de septiembre de 1997 Sebastián Piñera inscribía en las Islas Vírgenes Británicas Bancard, su sociedad offshore, que mantiene millonarias inversiones en Latinoamérica y que se vio involucrada en negocios con Exalmar, una pesquera peruana durante el juicio de La Haya.

Sin embargo, una investigación de Ciper, reveló que no es la única pesquera peruana en la que Piñera tiene acciones. Bancard posee el 3,58% de la propiedad de Austral Group S.A.A., de capitales noruegos y dedicada a la pesca y comercialización de conservas, harina y aceite de pescado.

La empresa tuvo ventas por 195 millones de dólares, casi 28 millones verdes más que esa Exalmar durante 2014.

Sin embargo, y como ya se sabía, son 1.800 los millones de dólares que Bancard tiene en movimiento en diversas inversiones fuera de Chile, por lo que su diversificación es bastante amplia.

En Perú, Bancard tiene el 6,94% del holding Andino Investment, dedicado a la industria marítima y de infraestructura. En 2013 adquirió -vía Mediterráneo Fondo de Inversión Privado (FIP Mediterráneo)- el 11,8% de una embotelladora de Coca-Cola y una de las grandes industrias de las bebidas en Perú, Corporación Lindley.

En Colombia, en tanto, Bancard es la accionista mayoritaria de la Bolsa de Valores. Sus inversiones están diversificadas en distintos sectores: energética (Isagen), maderera (Tablemac), construcción (Cemex Latam), combustibles (Terpel) y transporte aéreo (Avianca).

Además, Ciper revela que Bancard ingresó a Exalmar S.A. a través de Mediterráneo Fondo de Inversión Privado, gestionada por la Administradora Bancorp. ¿La razón? Es que cuando la pesquera peruana hizo la oferta para invertir en la firma, exigió que ningún capital podía provenir de paraísos fiscales, como Islas Vírgenes Británicas, domicilio de Bancard.