Empresario de 77 años, durante estos días se encuentra en su primera visita oficial al país el mandatario peruano Pedro Pablo Kuczynski (PPK), quien lleva poco más de tres meses en el gobierno tras triunfar estrechamente sobre Keiko Fujimori -hija del ex dictador del país vecino- en los últimos comicios presidenciales.

Al igual que el ex presidente chileno Sebastián Piñera, PPK tiene amplia experiencia combinando negocios y política. De hecho, el mandatario peruano ejerció como director de la pesquera Exalmar, donde Piñera hizo inversión en pleno litigio en La Haya. Apenas llegó al país, Kuczynski declaró sobre la polémica de la pesquera y las demandas contra Piñera: “Son puros inventos de El Mostrador“, dijo.

Pero PPK también ejerció en el mundo público: fue ministro de Energía y Minas de Fernando Belaúnde, ministro de Economía y presidente del Consejo de ministros en el gobierno de Alejandro Toledo. Pero es en el mundo privado donde muestra sus mayores credenciales: fue miembro del directorio de importantes compañías como la hoy privatizada Compañía de Acero del Pacífico (CAP), Magma Cooper, Edelno SA, Toyota, Sidedurgica Argentina, ROC Taiwan Fund, CS First Boston, Tenaris, Southern Peru Copper Corporation y Ternium Inc.

Conocido como el “Gringo” -casi toda su formación fue en Estados Unidos o Inglaterra-, obtuvo la presidencia tras una accidentada carrera presidencial, con candidatos bajados por la ley y más de un error político de sus contrincantes. El voto a su favor ha sido interpretado más como un rechazo al fujimorismo que como apoyo a él. Así lo manifestó la líder del Frente Amplio de izquierda peruano, Verónika Mendoza, quien obtuvo cerca del 20% en primera vuelta y llamó a marcar PPK para evitar la llegada de Keiko a la presidencia.

Al presentar su gabinete, lo hizo apelando a un concepto que también ocupó Piñera (y también el otro empresario presidente, Mauricio Macri en Argentina): equipos de “técnicos independientes” con profundas correspondencias con el poder económico y más de un caso de posible conflicto de interés.

El líder del team ministerial es Fernando Zavala, economista y mano derecha de PPK cuando estaba en el gobierno de Toledo. Antes de ser nombrado, era CEO de la monopólica compañía cervecera Backus y Johnston. También fue miembro del directorio de empresas como Interbank, Alicorp, Inmobiliaria IDE, Cervecería San Juan, Banco Falabella y Enersur.

Alfredo Thorne es el ministro de Economía. Ligado al banco más grande del mundo -JP Morgan Chase- y al Banco Mundial y al BID.

La abogada Cayatena Aljovín es la ministra de Desarrolla Social. Al ser nombrada, era vicepresidente de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep), el principal gremio empresarial del país. Además es reconocida lobbista de la empresa española Llorente y Cuenca.

En Agricultura está José Manuel Hernández, ex gerente general y fundador de la hidroeléctrica Pucamarca.

Casos de corrupción

Apenas 4 meses lleva PPK al mando de Perú, tiempo suficiente para que estallara el primer caso de corrupción en el país vecino. Según publicó el medio Convoca.pe, se trata de un millonario “negociazo” del ex asesor presidencial y empresario Carlos Moreno, quien desde los tiempos de Fujimori benefició a sus cercanos con importantes contratos con el Estado, situación que mantuvo junto a PPK.

Tras conocerse el caso de los negocios de Moreno, tuvo que renunciar a su posición de asesor en el Ministerio de Salud del actual gobierno peruano. Esta situación provocó una dura caída en las encuestas para el actual mandatario, según informa lamula.pe.

El problema es que el caso Moreno reveló otras triquiñuelas en el gobierno peruano. Otros dos consejeros, Jorge Villacorta y José Labán, también tuvieron que renunciar al saberse que cobraron por cupos para postular al Congreso. También quedó en la mira Gilbert Violeta, máximo dirigente del partido del presidente, Peruanos por el Kambio y sindicado como el responsable de intentar armar un esquema de corrupción en pleno palacio presidencial.

Tras la caída en sus índices de popularidad, el gobierno peruano decidió tomar cartas en el asunto y anunciar 5 medidas contra la corrupción. Además, el propio PPK reconoció que Moreno “traicionó mi confianza, quiero que sepan que su caso está en la justicia, es inaceptable que en un país como el nuestro, con tantas necesidades, tengamos una persona tratando de lucrar con la salud de las personas”.

Entre otras cosas, PPK creó la “Comisión Presidencial de Integridad”, que reportará una serie de medidas legislativas y de gestión para enfrentar la corrupción. También ordenó una revisión “exhaustiva” de todo el palacio de gobierno y revisión de parámetros con que se eligen a los asesores ministeriales.

Sin embargo, no es la única situación polémica en su corto mandato. Hace unas semanas PPK anunció que el ex ministro de Fujimori Alfredo Jalilie, quien estuvo preso por corrupción, volvió a la función pública como parte del equipo que reorganiza el Seguro Integral de Salud. “Él es del gobierno de Fujimori. Seguro nos van a decir cómo es posible, pero es una persona de gran capacidad”, se justificó el presidente dando muestras de su característico pragmatismo.

Jalilie, quien se mantuvo en todo el gobierno de Fujimori en el Estado, fue condenado por desvío de fondos públicos, uso de dinero público para que cancelara una deuda tributaria de un tercera, adquisición con sobreprecio de aviones y compra de patrulleros para el Ministerio del Interios. En 2006 fue sentenciado a cuatro años de prisión efectiva, pero el entonces presidente Toledo -y cuando PPK era jefe de gabinete- le otorgó derecho de gracia por supuesto estado delicado de salud.

Jalilie no es el único cercano al fujimorismo que está en el gobierno promovido por PPK. Según publica La República, varios personeros del entorno del partido de Keiko (Fuerza Popular) han ganado la pulseada e instalado a personeros suyos en el Estado a cambio de “gobernabilidad” para el Ejecutivo. El fujimorismo hoy domina con amplia mayoría el Congreso peruano.

Neoliberalismo a ultranza: “Comercio, comercio, comercio”

La semana pasada Perú albergó el Foro de Cooperación Asia Pacífico (APEC). En su discurso, PPK se perfiló como uno de los principales líderes mundiales por el libre mercado, sobre todo ante otros hechos como el triunfo de Trump en Estados Unidos y del Brexit en el Reino Unido.

“Tenemos una agenda de APEC sobre el crecimiento sostenido y justo, pero los eventos de las últimas semanas han traído otro punto central a la agenda que es el comercio. Porque el comercio mundial ha dejado de crecer en los últimos años. Y hemos visto los efectos en todas partes”, dijo ante empresarios de los 21 países miembros del bloque. El mensaje de PPK fue claro: “comercio, comercio, comercio… muy importante e inversión y crecimiento”.

Pedro Pablo Kuczynski será el principal orador mañana en el Encuentro Nacional de Empresa (Enade), ocasión en la que compartirá con Sebastián Piñera.