strong>Sebastián Piñera, autor de decenas de sabrosas Piñericosas, protagonizó nuevamente un curioso chascarro. Esta vez, en todo caso, de magnitudes bíblicas.

Y es que confundió completamente el mito de Caín y Abel, mezclándolo con el de Adán y Eva y además invirtiendo los papeles, haciendo un crossover mitológico (terminología para mezcla de historias en los cómics).

En conversación con Cooperativa, el candidato presidencial aseguró que “el primer crimen en la humanidad, según la Biblia, fue cuando Abel mató con una quijada de burro, a su hermano Adán“.

Se desprende, entonces, según la Biblia de Piñera, que Eva mantuvo un fervoroso y pecaminoso amorío, no con Adán sino que con Caín, su hijo, mientras que Abel mataba a su nuevo hermano, Adán.

Para los desconocedores de la mitología cristiana, según las historias del Génesis, Caín asesinó a Abel motivado por la ira y la envidia. Cabe destacar, además, que ambos hermanos, según el relato, habían sido engendrados por el pecaminoso amor de Adán y Eva.