Pablo Sepúlveda Allende, nieto del ex Presidente Salvador Allende le pidió a las autoridades noruegas que arresten al ex secretario de Estado de Estados Unidos Henry Kissinger, por su apoyo al golpe militar en Chile, y que además le quiten el reconocimiento de la Paz, otorgado en 1973.

Kissinger viajó a Noruega por invitación del Instituto Nobel y asistió el sábado a la entrega del Premio de la Paz al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Como cita Cooperativa, “Querida Noruega, arresta a Henry Kissinger, el hombre que planeó el golpe de Estado en el que mi abuelo fue asesinado”, se titula la carta que este domingo reprodujo el diario conservador Aftenposten, en el país nórdico, en ella, Sepúlveda Allende se muestra conmocionado por el homenaje a Kissinger, el que considera una ofensa.

“A un Gobierno que afirma defender la paz y los derechos humanos, como hace el noruego, ¿es mucho pedirle que un criminal de guerra con responsabilidad directa en genocidio, tortura y golpes de Estado sea declarado persona non grata o sea detenido y llevado ante la justicia según la ley internacional?“, dice Sepúlveda en la misiva.

El nieto de Allende le pregunta también al Instituto Nobel si nadie en esa institución tiene “el valor y la moral suficientes” para retirarle a Kissinger el Nobel que se le otorgó en 1973 por el acuerdo de paz en Vietnam y reparar una “injusticia histórica” en vez de homenajearlo con un acto que es “una vergüenza histórica”.

Sepúlveda resalta que está bien documentada la participación de Kissinger en el golpe de Pinochet y en otras campañas de terror político en Sudamérica y en otras partes del mundo.

“Noruega les abrió las puertas a miles de chilenos que huían de un régimen de terror, por eso es incomprensible que Kissinger sea recibido y homenajeado en ese país con motivo de la entrega del Nobel de la Paz”, escribió el nieto de Allende.