La nueva alcaldesa de Providencia Evelyn Matthei ya empezó a ordenar la casa a según su particular estilo. La semana pasada, se supo que ordenó el despido de casi la totalidad del equipo del departamento de Diversidad y No Discriminación.

Y ayer, según informa El Dínamo, la ex candidata presidencial anunció los cuatro nombres que integrarán el directorio de la Fundación Cultural, organismo creado por la ex edil Josefa Errázuriz. Fueron aprobados inmediatamente, pues la alcaldesa tiene la mayoría del concejo municipal.

A la cabeza del grupo está Gonzalo Cornejo, ex alcalde UDI por Recoleta en dos períodos y que tiene un cuestionado historial. Es esposo de la diputada Claudia Nogueira, con quien fue investigado por un caso de fraude al fisco cuantificado en más de 28 mil millones de pesos. Se incluyen asesorías no realizadas y arriendo de sede parlamentaria, todo pagado a la cuenta de Nogueria en Cornejo.

En 2009, Nogueira fue formalizada por fraude al fisco. El caso terminó después de un acuerdo de restituir 30 millones de pesos al Estado y firma mensual por 18 meses.

Pero no es lo único. Gonzalo Cornejo también está involucrado en el caso Corpesca, por financiamiento irregular de la política. Mientras era asesor del entonces ministro de Economía Pablo Longueria, firmó dos millonarios contratos que según una auditoría de Contraloría “no constituyen con respaldo concreto que dé cuenta de la realización de la labores encargadas”. En el mismo período. Cornejo entregó tres boletas de honorarios a la pesquera del grupo Angelini a través del Centro de Estudiso Sociales y Ciudadanos S.A., que suman un total de 4,2 millones de pesos.

La ex periodista de la UDI Lily Zúñiga ha denunciado directamente a Cornejo de orquestar la red de corrupción adentro del gremialismo.

Junto a Cornejo en la Fundación Cultural estará la conocida socialité Mary Rose McGill, quien nunca se ha dedicado a la gestión cultural. Los otros miembros son Maya Castro de Westcott y Jorge González Granic.

Según dijo el concejal Tomás Echiburú a El Dínamo, “la actitud de la alcaldesa de imponer y no dialogar sobre la integración del directorio es criticable porque nadie de ellos tiene relación con las artes. Puede ser que haya gente que tiene amigos que puedan ayudar a conseguir recursos y por lo mismo propusimos que se considerara otros nombres, pero la alcaldesa lo desechó de inmediato”.