Natalia Compagnon no está nada contenta con la nueva de la justicia de modificarle las medidas cautelares -arraigo nacional- para poder viajar a Estados Unidos.

Esta vez, fue acompañada al Juzgado de Garantía de Rancagua por el hijo de Michelle Bachelet, Sebastián Dávalos, para pedir permiso para pasar las fiestas en el país del norte, petición que le fue negada por los tribunales.

A su salida disparó con ventilador pero además se dio el gusto de manotear el micrófono de Radio Bío Bío al momento de entregar declaraciones. “Ese sácalo”, dijo al momento de la arrancada de tarros.

En Twitter la propia cuenta de Bío Bío rescató el momento: