Hace unos días Michelle Bachelet anunció que enviaría un proyecto de ley al Congreso para que el 2 de enero fuera un día feriado y así alargar las celebraciones del Año Nuevo.

Sin embargo, la idea desató una serie de críticas desde varios sectores, incluida la ultra derecha, que catalogó el proyecto como “populista”.

Uno que viene hablando hace rato sobre ello, el joven Axel Kaiser, también quiso entregar su punto de vista y cómo no, lo hizo hablando del tan usado término.

“He sostenido desde el inicio que la Nueva Mayoría reintrodujo el virus populista en Chile“, dijo en declaraciones a La Segunda.

Pero para Kaiser el día feriado no es el gran problema, pues según su lectura, todos los cambios que ha pretendido llevar a cabo Bachelet, son un completo desastre y nos conducen al precipicio.

“Parece increíble, en todo caso, que algo tan irrelevante como el nuevo feriado sea
lo que lleva a muchos a hablar del populismo del Gobierno y las desastrosas reformas impulsadas en Educación, la refundación constitucional en curso, la fracasada Reforma Tributaria,
el exceso de gasto para cubrir promesas demagógicas, la agresiva retórica anti empresarial y tantas otras más”, cerró el director ejecutivo de la Fundación para el Progreso.