Mediante una carta pública, los ex militantes del PRO señalaron que dentro del partido la directiva nacional no abre el diálogo, la reflexión, el debate, y mantienen el espacio cerrado a las bases. 

Denunciaron que los dirigentes tienen poder total de decisión, explicando “Este no es el partido fraterno que nos convocó a militar para transformar Chile”.

Indicaron además que no se quedaran en una independencia política pasiva, sino que buscaran iniciar espacios de reflexión y discusión colectiva para pensar y repasar estrategias de trabajo.

Lee la carta completa acá:

carta-pro