Era el 16 de diciembre y por primera vez en mucho tiempo se veía a Sebastián Dávalos frente a las cámaras: el hijo de la presidenta llegaba para acompañar a su esposa, Natalia Compagnon, en la solicitud para que cambiaran sus cautelares y así pudiera pasar las fiestas en Estados Unidos.

La petición fue rechazada ese día -aunque este miércoles la justicia cedió- y al salir del Juzgado de Garantía de Rancagua, Compagnon se mandó una furiosa conferencia de prensa donde culpó a todo el mundo de estar enfrentando la justicia por los presuntos delitos que cometió.

Sin embargo, ese día se registró un momento que pasó desapercibido entonces y que este miércoles ha reflotado luego de que se autorizara el viaje de Compagnon al país del norte.

En dependencias del juzgado, la pareja que sepultó la popularidad de Michelle Bachelet, se hizo alegres gestos y bailaron brevemente ante los lentes de Canal 13. El video fue compartido por T13, aquí te lo dejamos: