Un grupo de manifestantes se apersonó este martes en la Dirección General de Carabineros para protestar por el acribillamiento con más de 100 disparos de perdigón del menor de 17 años Brandon Hernández Huentecol.

Con carteles y consignas referentes a asesinatos perpetrados por la institución -Matías Catrileo, Alex Lemún, Nelson Quichillao-, denunciaron la acción del policía Cristian Rivera, actualmente imputado por cuasi delito de lesiones graves, pero en libertad y cumpliendo funciones como carabinero.

Este lunes, el director del Instituto de Derechos Humanos, Branislav Marelic, alertó de la gravedad de la situación “sobretodo por el riesgo vital de un niño. Acá tenemos que recordar que es un niño el que ha sido objeto de este disparo por parte de Carabineros”, señaló.

Marelic agregó que “uno no puede pensar que estos accidentes pueden pasar en un Estado de Derecho y además no deberían pasar en una institucionalidad profesional”.