“¿Dónde está Jorge Sharp?” fue el hashtag que un sector de las redes sociales intentó instalar a primeras horas de desatado el incendio que este 2 de enero comenzó en Valparaíso y mantiene a la ciudad en estado de emergencia. Las publicaciones apuntaban no sólo a criticar las gestiones del edil, sino también a responsabilizarlo del desastre, aún cuando apenas lleva 27 días en el cargo. “Esta emergencia te queda como poncho” fueron parte de los tuits que se circularon, en su mayoría por parte de usuarios sin una identidad comprobable, que utilizan fotos de perfil de objetos o figuras de ficción y nombres sin apellido.

Estas estrategias comunicativas -emanadas muchas veces desde un pequeño grupo de usuarios con varias cuentas a su haber- que intentan atacar a dirigentes sociales y políticos de izquierda, no son nuevas y han proliferado en el último tiempo, tal como ha consignado El Desconcierto. La idea es desviar la atención de un hecho en particular y centrarla en un personaje ligado a los movimientos sociales. Incluso en instancias tan dramáticas como lo es un incendio de estas magnitudes; pese a que tanto desde las redes de la Municipalidad como desde las cuentas personales de Sharp, se estaba informando de las medidas de ayuda para los afectados y los avances para controlar la catástrofe.

Sin embargo, la gravedad de la emergencia arrastró consigo decenas de respuestas -incluso de personas que se declararon parciales en torno al político- en contra posición a las críticas. Incluso, el alcalde de Las Condes, y emblemático líder de la UDI, Joaquín Lavín, usó su Twitter para ofrecerle ayuda a su par de Valparaíso: