Cerrar publicidad

Académica de U. Católica del Maule acusa despido por participar en lanzamiento del libro del SIDA del Ché de los Gay

No sólo la comunidad universitaria aboga por su reincorporación, la Coordinadora Nacional de Atención en VIH también se sumó a la causa y le envió una carta al Obispo de Talca, Monseñor Horacio Valenzuela, quien además es Canciller Máximo de la casa de estudios, en la que se pide anular la salida de la académica catalogada con excelencia en su última encuesta docente.

Por @eldesconcierto
www.biobiochile.cl www.biobiochile.cl

A cuatro días de celebrar su año nuevo, la académica Paulina Espinoza de la Universidad Católica del Maule recibió la noticia que le amargó el fin de año: tras siete años como profesora de la Facultad de Medicina y siete meses como vicerrectora de la casa de estudios, había sido despedida. Pese a que le informaron que esta decisión -que no fue consultada con el Decano de la Facultad de Medicina ni con el jefe directo de Espinoza, el Director del Departamento de Ciencias Pre-clínicas– se debía a recortes financieros, la docente -quien en la última encuesta docente fue catalogada como “excelente” según sus estudiantes- asegura que la decisión tiene un motivo de mayor peso y que responde a la compleja relación que mantenía con el Rector de la UCN, Diego Durán, la que se acrecentó luego que Paulina Espinoza participara como presentadora en el lanzamiento del libro “SIDA en Chile, Historias Fragmentadas”. Así lo denunció The Clinic Online en un completo reportaje publicado este lunes 9 de enero

El texto, escrito por los periodistas Amelia Donoso y Víctor Hugo Robles, conocido también como “El Ché de los gay”, aborda la problemática histórica que ha representado el SIDA para el Estado chileno y los costos que han debido sufrir quienes padecen el virus, tanto en materia económica como social.

Fue el 28 de noviembre de 2016, y en las dependencias del Centro de Extensiones de la UCM, cuando Paulina Espinoza presentó el libro. Entre los invitados estaba incluso el Seremi de Salud, Rafael Santander. The Clinic Online afirma que “fuentes cercanas a Espinoza señalan que este hecho fue la gota que rebalsó el vaso para Durán. Aunque la iglesia católica nunca ha intervenido de manera directa en las enseñanzas impartidas en la universidad, Espinoza acusó en un correo que envió a personal con el que trabajó que el directivo utilizó este pretexto para hostigarla y cuestionar su labor, ya que el libro y su temática irían en contra de lo que la casa de estudio pretende enseñar”.

El reportaje cuenta que Víctor Hugo Robles, uno de los autores, afirma que el lanzamiento era polémico desde antes de llevarse a cabo, afirmando que la docente les había advertido que “era un tema muy complicado para la universidad. Todos sabíamos que estaba en juego su trabajo, pero nunca pensamos que esto de verdad iba a pasar”, añade.

Al enterarse de las acusaciones de los verdaderos motivos del despido de la docente, la Coordinadora Nacional de Atención en VIH de la séptima región, con la que Patricia Espinoza se relacionaba trabajando en conjunto para tratar la problemática a nivel estudiantil, envió una carta al Obispo de Talca, Monseñor Horacio Valenzuela, quien además ocupa el cargo de Canciller Máximo de la UCM.

La carta recibida por el Obispo, a la cual The Clinic Online tuvo acceso, apunta que “la Sra. Espinoza ha sido un aporte sustantivo al desarrollo de la región, particularmente  de las políticas de inclusión y respeto hacia la dignidad de las personas en el ámbito de la salud publica, destacándose en ella sus muchas cualidades humanas éticas y profesionales”, añadiendo que “sostener que el elevado sueldo de la Sra. Espinoza es la causal de su desvinculación de la universidad a todas luces carece de fundamento y razonabilidad”.

Según consiga el medio online, el Centro de Alumnos de Medicina del establecimiento (CAA) también se opuso a la polémica medida adoptada por Durán y su equipo, publicando una declaración en respaldo a la docente y en rechazo a la situación que la afectaba, recalcando que Espinoza “mostró una especial cercanía con los estudiantes, por tanto nos declaramos en estado de movilización”.

Asimismo, el Sindicato de Académicos de la Universidad también se sumó a la arremetida de la comunidad universitaria y emitió, por su parte, un comunicado en el que aseguran encontrarse en “situación de alerta. Ya sabemos que las desvinculaciones no se producen en el marco de la reglamentación universitaria, y que podemos esperar cualquier otra situación lamentable”.

Según The Clinic Online, el departamento de prensa de la UCM, afirmó respecto a la polémica que “la desvinculación de la académica Paulina Espinoza, se encuentra dentro del marco legal vigente, y creemos que desde el punto de vista ético y legal, no corresponde ventilar detalles de la misma debido a que está enmarcado dentro de la relación laboral entre ambas partes”.

Revisa el reportaje completo aquí.

Notas Relacionadas

Comentarios