La Contraloría General de la República (CGR) acaba de publicar los detalles de su auditoría interna que vuelve a poner en el tapete las irregularidades en el pago de las pensiones en Gendarmería, correspondientes a sistemas de Dipreca y Capredema, no en las AFP.

Según el informe, 424 funcionarios del servicio estarían inscritos en el Dipreca sin cumplir los requerimientos para ello. Así, recibirían una pensión promedio mucho mayor a la que entregan las AFP, que apenas llega a los 200 mil pesos promedio. Por ejemplo, Gendarmería cuenta con 90 funcionarios a contrata que están en Dipreca debiendo estar en AFP y otros 373 funcionarios -profesionales, directivos, técnicos y administrativos- también en Dipreca, ni siquiera se desempeñan en unidades penales. Además, otros 8 funcionarios que se pensionaron en 2015 superan el límite de imponibilidad de 60 UF.

“Se advirtió que 90 personas en calidad de contrata figuran como imponentes en la Dirección de Previsión de Carabineros de Chile. 63 de los cuales, además, no se desempeñan en unidades penales. De ellos, se constató en el Sistema de Información y Control del Personal de la Administración del Estado de esta Contraloría General, que solo 38 conservan cargos en la planta de la entidad. Al respecto, Gendarmería de Chile deberá comunicar a Dipreca acerca de la situación que afecta a los 52 funcionarios restantes, que no cumplen con uno de los requisitos para estar adscritos al referido régimen previsional, esto es, estar en la planta de la institución, para que esa entidad adopte las acciones procedentes sobre la materia, lo que deberá acreditar en un plazo de 60 días hábiles”, dice también el informe.

“Se constató que 372 funcionarios integrantes de las plantas de profesionales, directivos, administrativos, técnicos y auxiliares,.. adscritos al referido régimen previsional, desempeñan funciones en unidades que no poseen el carácter de Unidad Penal, no dando por tanto cumplimiento a lo dispuesto en el inciso segundo del artículo I’ de la ley N’ 19.195. Sobre el particular, deberá efectuar un análisis de la relación de servicio de cada funcionario, acreditando e informando documentadamente el cumplimento del requisito establecido en la normativa aplicable en la especie, y posteriormente proceder a comunicar a DIPRECA sobre todas aquellas personas que lo incumplan, en el mismo plazo”.

Y que “revisadas las remuneraciones de los años 2014 y 2015, de 8 ex funcionarios de Gendarmería de Chile que se acogieron a retiro durante daño 2015, quienes percibieron pensiones que superan el límite de imponibilidad de sesenta unidades de fomenta, se verificó, además, que se le concedieron estipendios, en los meses precedentes a su retiro. que incidieron en la base de cálculo de las correspondientes pensiones. por lo cual esta Contraloría General instruirá un sumario administrativo, a objeto de determinar las eventuales responsabilidades administrativas que se deriven de los hechos expuestas”.