El Centro de Estudios Nacionales de Desarrollo Alternativo, CENDA, ha actualizado sus Índices Mensuales de Actividad Económica, IMACEI-CENDA, correspondientes al mes de octubre del año 2016, basados en cotizaciones AFP de noviembre, que constituyen un censo de diez millones de afiliados.

Comprueban que el empleo asalariado se ha estancado por tercer mes consecutivo, puesto que la proporción del número de cotizantes promedio de los últimos doce meses respecto de la población de 16 años y más se redujo en agosto y se estancó en septiembre y octubre; de hecho se contrajo los tres meses en hombres y se sostuvo en mujeres.

La baja y estancamiento en tres meses sucesivos en la proporción de asalariados ocupados, respecto del población de 16 años y más, gatilló la alerta de recesión económica Imacei-Cenda. En efecto, la reducción o estancamiento de dicha proporción durante tres meses consecutivos sólo se ha evidenciado al inicio de las cuatro últimas recesiones, en agosto de 1998, octubre del 2000, septiembre del 2002 y febrero del 2009, respectivamente.

En noviembre, el sistema de AFP en su conjunto recaudó más de 505 mil millones de pesos en cotizaciones obligatorias y pagó 245 mil millones de pesos en pensiones, es decir, recaudó más del doble de lo que pagó. Adicionalmente, el fisco desembolsó en el mes 100 mil millones de pesos en los principales subsidios monetarios directos al pago de pensiones AFP, que incluyen 66 mil millones de pesos en bonos de reconocimiento, y 34 mil millones de pesos en Aportes Previsionales Solidarios (APS) que están incluidos en el monto pagado en pensiones AFP. De esta manera, el excedente neto apropiado por el sistema de AFP (Cotizaciones obligatorias + subsidios monetarios directos a pensiones AFP – pensiones pagadas) alcanzó en el mes a 360 mil millones de pesos, que equivalen al 71 por ciento de las cotizaciones obligatorias recaudadas. Es decir, de cada cuatro pesos recaudados en cotizaciones obligatorias el sistema de AFP se apropia poco menos de tres, para no devolverlos jamás.

Por otra parte, el Estado gastó en el mes 214 mil millones de pesos adicionales en pensiones civiles, que incluyen 143 mil millones en pensiones del sistema antiguo y 16 mil millones de pesos en APS para complementar las más bajas de éstas, ambos subsidios monetarios indirectos al sistema de AFP, y 55 mil millones de pesos en Pensiones Básicas Solidarias (PBS). A ello hay que agregar los subsidios monetarios indirectos como planes de retiro y subsidios no monetarios como los descuentos tributarios que benefician a los cotizantes de mayores ingresos.