Durante el próximo 2 de febrero, el académico e historiador Leonardo León y su pareja Marisol Videla Lara serán formalizados por el delito de abuso sexual de menor reiterado en contra de la hija de ambos, C., quien hoy tiene 18 años.

La investigación, iniciada en la Fiscalía Centro Norte, se derivó a Quilpué por ser la ciudad donde se iniciaron los abusos en contra de la joven, a los 6 años. Según informó The Clinic, la joven fue apoyada por la hermana de su madre y por su abuelo paterno en la denuncia y entregó una serie de antecedentes cuyas diligencias ya arrojaron resultados. Un informe del Centro de Asistencia a Víctimas de Atentados Sexuales contiene los detalles de los hechos.

El fiscal Hernán Silva solicitó la medida cautelar de arraigo nacional, al enterarse de que León y Videla planeaban un viaje a Suecia. León ya fue acusado por antecedentes previos de acoso sexual en la Universidad de Valparaíso, durante los 90. Además. León fue presentado como testigo en el caso de Fernando Ramírez, también profesor de Historia en la U. de Chile y también denunciado por acoso sexual.

El reportaje da cuenta de que la joven C. relató su historia y los supuestos abusos a su tía, quien logró quedarse con su tuición luego de un juicio en el tribunal de familia. Según las denuncias, el profesor León habría cometido los abusos en sus visitas esporádicas con ella en Santiago, Quilpué y una casa de veraneo en Guanaqueros, desde que ella tenía 6 años. Pese a que lo denunció a su madre, ella nunca le habría puesto atención. Según el informe del CAVAS, los abusos denunciados en contra de León Solis comprenden tocaciones en las partes íntimas de la joven.

La defensa del académico, encabezada por el abogado Ramón Sepúlveda, apuntó a The Clinic que ambos padres llegarán a juicio oral para demostrar su inocencia y probar que el relato de C. obedece a una supuesta revancha de la joven frente a las reglas de comportamiento impuestas por su madre.