Durante esta mañana, la presidenta Michelle Bachelet anunció la suspensión de su viaje a la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), debido a la compleja situación que vive el país a raíz de los múltiples incendios forestales, que mantienen 14 alertas rojas en todo el territorio.

A través de sus redes sociales, la Presidenta aseguró que “enfrentamos el mayor desastre forestal de nuestra historia” y agradeció a brigadistas, bomberos, vecinos y voluntarios que trabajan en primera línea combatiendo el fuego.

Por su parte, el ministro del Interior y Seguridad Público, Mario Fernández, explicó las acciones desplegadas por el gobierno para combatir los diversos incendios, buscando evitar la propagación del fuego hacia centros poblados.

“La situación se mantiene grave, el Gobierno ha dispuesto de todos sus medios, todos están activos”, puntualizó el secretario de Estado. “Sí podemos decir que los incendios están controlados en el sentido de no afectar vidas humanas y los hemos mantenido a distancia de centros poblados, pero la emergencia se mantiene. Hay activo 31 incendios que afectan en este minuto a casi 64.000 hectáreas, están afectando en este momento, con lo cual estamos subiendo a más de 120.000 hectáreas lo ocurrido en el año en relación a las 8 mil hectáreas afectadas del año pasado”.

Fernández aseguró que el ministro de Agricultura se encuentra en terreno y que ya se establecieron vínculos con el sector privado, especialmente con la Cámara Chilena de la Construcción, para obtener una colaboración en maquinarias que permita mantener el fuego controlado en sitios poblados. También señaló que están abiertos a recibir la ayuda de otros países, que cuentan con aeronaves de combate para incendios forestales.

“Por la vía de la Cancillería se han establecido relaciones con Canadá, México, Perú, Estados Unidos y otros países de la zona para los efectos de lograr el apoyo”, informó.

Durante esta tarde, a las 19 horas, ministros y autoridades que integran el Comité Operativo de Emergencia (COE) se reunirán para realizar una nueva evaluación de las regiones más afectadas, como el Maule y O’Higgins. Hasta ahora, son más de 126 mil las hectáreas afectadas a lo largo del país y durante la jornada del del pasado domingo se amplió la declaración de Zona Afectada por Catástrofe y Zona de Catástrofe con excepción constitucional para las comunas de Licantén y Hualañé en la Región del Maule y de Bulnes, en Biobío.