El sindicato de Trabajadores Honorarios de la Municipalidad de Maipú, a través de un comunicado, rechazó las declaraciones de la alcaldesa UDI Cathy Barriga, por el cuestionamiento que hace respecto del aporte que entrega el municipio desde el año 2010 a los trabajadores que integran el gremio.

“Se pretende cuestionar este aporte dejándolo ver como un arreglo entre la gestión anterior y los dirigentes de nuestra organización, hecho que está absolutamente fuera de la realidad”, dice el sindicato, además de aclara que ese aporte es una “ayuda al sector más precarizado de los trabajadores públicos de este municipio, financia ayudas de emergencia en caso de exámenes, financia aportes en caso de defunción de un familiar directo, se trasforma en una ayuda en casos de nacimiento de un hijo o en un bono de matrimonio entre otros beneficios”.

También aseguran a la autoridad municipal actual, a través de  su administrador y el director jurídico, aprobaron en reunión con el directorio del sindicato la entrega de un bono equivalente 3,5 UTM para el 2017, el cual ya fue firmado por el 90 por ciento de los trabajadores a honorarios. Sin embargo, la municipalidad estaría desconociendo su compromiso.

“Como organización queremos repudiar y denunciar el actuar de esta nueva administración quien desde su instalación ha  buscado obsesivamente desprestigiar nuestro rol como trabajadores públicos, acusándonos primero como funcionarios fantasmas y operadores políticos de la anterior gestión”, denuncia el sindicato.

Para el gremio, es un “claro acto de persecución sindical” que pretende dejar entrever la existencia de acuerdos poco trasparentes entre la organización y la anterior administración, “afectando la honra y dignidad de los trabajadores, negando la posibilidad de recibir esta vital ayuda social a sus asociados”.