Entre los miles de memes del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que han circulado en los últimos días por las redes sociales, hay uno que todavía no se había visto: es el del Trump-Pinochet.

Un montaje visual del diario The Washington Post ilustró el texto de uno de sus analistas sobre Donald Trump con un montaje en el que aparece el presidente de EEUU ataviado en el clásico traje de gala del dictador Augusto Pinochet junto al titular ‘El caudillo yanqui‘.

Bajo el título “Trump es el primer presidente latinoamericano”, el texto del analista Ishaan Tharoor sostiene en que el estilo de Trump supone un quiebre con las formas de sus antecesores en la Presidencia de EEUU y que su forma de hacer recuerda a figuras que encabezaron regímenes en la región, como Pinochet o el venezolano Hugo Chávez: “Trump puede querer que se detenga el flujo de migrantes y mercancías desde el sur de la frontera, pero él ha importado un estilo político arraigado en la política latinoamercana: el de la demagogia nacionalista”, afirma.

El analista apunta que, pese a no poderse poner a la altura de Pinochet o de Chávez, Trump sí parece, al menos en sus formas, influenciado por ellos: “Trump no es un militar déspota como el chileno Augusto Pinochet, quien llegó al poder con un golpe en 1973, ni es un desafiante autócrata como Hugo Chávez, el populista de izquierda que rehizo Venezuela a su imagen. Pero para aquellos que han vivido bajo líderes como ellos, se siente como si Trump hubiera estado tomando apuntes”.

Tharoor recuerda que diversos analistas latinoamericanos apuntaron a lo largo del año pasado la idoneidad de ver a Trump como un caudillo al estilo del libertador Simón Bolivar o de líderes actuales como el presidente venezolano Nicolás Maduro o su homólogo ecuatoriano, Rafael Correa.