La Mandataria alcanzó su nivel más alto de desaprobación en lo que va de su segundo gobierno, con un 75% de rechazo, según consignó la encuesta Cadem-Plaza Pública, cuyo trabajo de campo se desarrolló entre miércoles y viernes de la semana pasada.

La información fue consignada por La Tercera, que evidencia que se trata de un alza de 10 puntos en relación a la semana anterior, donde obtuvo un 65% de desaprobación. Además, la presidenta Bachelet volvió a su nivel más bajo de respaldo ciudadano, con sólo un 18% versus el 24% que había obtenido la semana anterior. Este bajo nivel de apoyo ya había sido alcanzado por la Mandataria en agosto del año pasado, tras la agudización de las protestas contra las AFP.

“La Presidenta Bachelet, después de esta crisis, está en su peor momento. Nunca había estado más alta la desaprobación”, señaló Roberto Izikson, gerente de Asuntos Públicos de Cadem. “En el fondo, tiene directa relación con la evaluación que hizo la opinión pública de la gestión del gobierno en el incendio”, agrega.

La misma encuesta apunta que la desaprobación del actual gabinete de ministros y ministras alcanza el 82%, aumentando ocho puntos respecto de la última medición. De la misma manera, la aprobación al equipo de La Moneda disminuyó cuatro puntos en el mismo período.

Al respecto Izikson señaló que “el gobierno está más castigado que la Presidenta, pero la variación en la aprobación fue mucho más significativa en la Presidenta que en el gobierno. Eso quiere decir que la que se llevó el principal golpe fue Bachelet, no sus ministros”.

El nivel de aprobación obtenido por Bachelet en este contexto de incendios forestales es una de las cifras más bajas desde que existe la medición, correspondiente a un 10% obtenido durante la semana del 19 de agosto. El estudio mostró una baja valoración de los atributos de la Presidenta, especialmente de aquellos vinculados a la resolución de emergencias. De hecho, la evaluación de su liderazgo y autoridad para resolver problemas también alcanzaron su mínimo nivel desde el inicio de las mediciones de Cadem, en marzo de 2014.

Los expertos apuntan que las cifras sólo podrían compararse con el impacto que tuvo el caso Caval en la imagen de la Mandataria. Además, la encuesta realizó consultas específicas vinculadas al desempeño del gobierno en contexto de incendios.

Por ejemplo, ante la pregunta “¿Me podría decir si usted está de acuerdo o en desacuerdo con que el gobierno tomó las decisiones de forma oportuna y adecuada para enfrentar la emergencia?”, un 75% de los encuestados se manifestó en desacuerdo, 22% de acuerdo y 3% no sabe o no responde. Otros damnificados por su labor son el ministro del Interior, Mario Fernández, y el subsecretario de la misma cartera, Mahmud Aleuy, con un 67% de desaprobación para ambos.