Según informó La Tercera, seis mujeres y 39 hombres fueron detenidos en la localidad de Cerrito, a 60 kilómetros de Paraná, al noreste de Argentina. Todos los detenidos son ciudadanos chilenos e hinchas de Colo-Colo que se trasladaban en un bus hacia Brasil para presenciar el partido de este miércoles entre los albos y Botafogo, por la segunda ronda previa de la Copa Libertadores.

Según se informó, una joven aprovechó un control preventivo de la policía, que detuvo la marcha del bus, para denunciar que había sido drogada y abusada sexualmente dentro del vehículo. El policía argentino Mario Muller declaró que “desde que salieron de Chile hasta ese puesto caminero habría sido sometida sexualmente por varios jóvenes que iban en el interior del micro”.

El Subjefe de la Departamental Paraná de Policía, Comisario Inspector Marcelo Den Dauw, lo explicó así a Radio La Voz, de Cerrito: “En el puesto caminero Santa María, una mujer bajó corriendo del vehículo, y comentó que había sido invitada a un partido entre Colo Colo y Botafogo, que se desarrollaría el miércoles. Esta chica puso en conocimiento que la habían drogado y abusado sexualmente en el interior del colectivo, hasta que se pudo bajar en el puesto caminero mencionado, en Cerrito“.

El bus está siendo periciado por la policía mientras los hinchas permanecen detenidos.