En una cita sostenida el pasado lunes entre la presidenta Bachelet con el fiscal nacional, Jorge Abbott, además del presidente de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch, y el ministro de Justicia, Jaime Campos, se abordó el estado de las investigaciones y la situación procesal de los detenidos por los incendios forestales.

Hace apenas unos días, el ministro del Interior, Mario Fernández, señaló que “no hay que descartar el carácter terrorista de esto, pero hay que terminar de tener los resultados de las indagaciones”. Sin embargo, según consignó La Tercera, los elementos recopilados hasta ahora no confirman dicha hipótesis. Así lo señalan los antecedentes que maneja PDI, Carabineros y el Ministerio Público.

Tras la cita con Bachelet, Abbott recalcó que “no tenemos ningún antecedente que nos permita llegar a afirmar que estamos en presencia de un acto terrorista (…) En cuanto a supuestos grupos organizados, no tenemos, y no se nos ha entregado ningún antecedentes al respecto”.

Por su parte, el presidente de la Corte Suprema enfatizó que  “hay mucha gente que ha participado en incendios casuales, por lo tanto podría no haber dolo, sino culpa”.

El subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, había declarado recientemente que el perfil de los detenidos no es concluyente. “Hasta el minuto algunos de los detenidos han sido personas en situación de calle, otras con problemas mentales severos. O sea, no hay un patrón específico que nos pueda llevar a sacar conclusiones definitivas sobre esto”, explicó.

En los reportes analizados hasta el momento no es posible establecer la existencia de grupos o personas que actúen de manera coordinada e intencional para provocar los incendios. En este sentido, las principales responsabilidades encontradas por la policía apunta a la falta de mantención de instalaciones eléctricas, agricultores que realizan quemas agrícolas -prohibidas en verano-, incendios ocasionados por negligencia en la extinción de fogatas realizadas al aire libre, y un conjunto de personas con perfil de pirómanos, quienes actuarían amparados en la gran actividad de incendios forestales.

Bachelet enfatizó que  “esperamos que el trabajo de la justicia permita determinar quiénes están provocando incendios en nuestro país, tanto en los casos de aquellos con intención de dolo, o por negligencia o imprudencia. Los ciudadanos necesitan conocer la verdad”.