Gendarmería anunció a través de una carta pública la desvinculación de cuatro funcionarios que el año pasado fueron contratados por petición expresa de la ex ministra de Justicia y recién nombrada consejera del Consejo de Defensa del Estado, Javiera Blanco.

La reacción del organismo ocurre inmediatamente después de que Contraloría diera a conocer su informe sobre la actuación de la ex secretaria de Estado, ordenando la destitución de los funcionarios, según consignó Cooperativa.

“El Director Nacional de Gendarmería, Jaime Rojas, informó hoy al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos que, en cumplimiento al dictamen de la Contraloría General de la República, con fecha 31 de enero de 2017, se ha puesto término al contrato laboral de los cuatro funcionarios a los que se refiere dicha resolución”, sostiene el comunicado.

Además, añade que los profesionales en cuestión se encontraban “en comisión de servicio en este ministerio. De este modo se ha dado cabal cumplimiento a lo resuelto por la Contraloría General de la República”.

En tanto, desde el Ministerio de Justicia señalaron que el “director nacional de Gendarmería, Jaime Rojas, informó hoy (…) que, en cumplimiento al dictamen de la Contraloría General de la República (…) se ha puesto término al contrato laboral de los cuatro funcionarios a los que se refiere dicha resolución”.