Los integrantes de Revolución Democrática decidieron pronunciarse, luego de que la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei (UDI), responsabilizara al ex director de Educación y miembro de la colectividad, Mariano Rosenzvaig, del supuesto déficit de $2.800 millones que afecta al presupuesto municipal de la comuna.

La alcaldesa sostuvo que el dinero, que corresponde a subvenciones que se recibieron en la administración anterior, no fue rendido y hoy se desconoce su destino. Por ello, Matthei apuntó directamente a la responsabilidad de Ronsenzvaig.

“Él estaba a cargo y fue quien cambió todos los sistemas; no se preocupó nunca de la calidad de la educación, sino sólo de politizarla (…) Creemos que Providencia se utilizó como un laboratorio de la reforma educacional que se está impulsando en Chile”, declaró.

Sus afirmaciones fueron inmediatamente rebatidas desde Revolución Democrática, a través de un comunicado público, donde reconocieron los cuatro años que participaron en la gestión comunal de la ex alcaldesa Josefa Errázuriz.

“En Revolución Democrática estamos por la máxima transparencia y probidad en la administración pública. No tenemos ningún temor a la fiscalización de la Superintendencia de Educación o de una auditoría externa, acción que fue respaldada por Tomás Echiburú, concejal de nuestro partido”, enfatizaron.

Además, agregaron que ni la fiscalización ni la auditoría han concluido aún, por lo que las declaraciones de Evelyn Matthei “no solo desinforman sino que faltan a la verdad, en un intento por enlodar el trabajo impulsado en conjunto con las comunidades educativas de la comuna. Prácticamente la mitad de los 2800 millones del supuesto déficit que acusa Matthei corresponde a programas en curso, y cuya ejecución corresponde a la actual administración”.

Desde RD aclararon que están convencidos de que invertir en mejores condiciones laborales para docentes y asistentes de la educación “no será jamás una irresponsabilidad ni un despilfarro, sino que es la base para poder generar un mejor sistema educativo”.

A propósito de ello, aseguraron que la actual administración no está dando continuidad a dicha línea de trabajo. 

“A partir del año 2017, los colegios dejarán de tener una oferta integral de talleres extraescolares pasando a un enfoque académico, no contarán con enfermeras en los colegios, y tampoco con duplas psicosociales para atender las necesidades de una población escolar que presente altos niveles de vulnerabilidad y que debe ser atendida de manera interdisciplinaria”, informaron.

Por último, recalcaron que la alcaldesa de Providencia “ha iniciado esta polémica porque no cree en la educación pública. Está en una cruzada por debilitar la educación pública y la Reforma Educacional inventando una polémica que oculta una persecución política hacia nuestro partido y nuestras ideas, como lo muestran sus declaraciones contra Mariano Rosenzvaig y la reciente e irregular desvinculación de Andrés Dibán, profesor de aula del Colegio Providencia y ex candidato de nuestro partido a alcalde por San Miguel, luego de ser ratificado en su puesto y haber sido bien evaluado por sus jefaturas directas”.