Luego de muchos años orientando la prevención del embarazo como responsabilidad exclusiva de las mujeres, un estudio elaborado por la Fundación Parsemus, en Basic And Clinical Andrology, podría simplificar las cosas para los varones que deciden hacerse cargo también de la anticoncepción.

El nuevo método de control sexual que la entidad explora se llama Vasalgel y se ha aplicado en monos durante un año a modo de estudio en el Centro Nacional de Investigación de Primates de la Universidad de California, según explicó La Tercera.

En el periodo de observación, dieciséis monos machos adultos recibieron inyecciones de Vasagel, para ser devueltos al aire libre luego de una semana, junto a 9 hembras. Los resultados del estudio concluyeron que los machos tratados no tuvieron concepciones desde que se les administró el anticonceptivo.

Elaine Lissner de Fundación Parsemus explicó que “hemos estudiado Vasalgel en varios modelos de animales y encontramos que lo toleraron sin efectos secundarios a la largo plazo. De esta forma podemos decir que estamos ante algo más parecido a una vasectomía que a una píldora”.

El anticonceptivo en cuestión es un hidrogel polímero no hormonal reversible, que bloquea la salida de la esperma y requiere de una inyección en los conductos deferentes del hombre.

Se espera que las pruebas clínicas en humanos comiencen durante el próximo año, lo que podría arrojar resultados más determinantes que den paso a su utilización en la prevención del embarazo.