Según los datos revelados este sábado por la Encuesta Nacional de Calidad de Vida y Salud (Encavi) 2015-2016, el 63,8 por ciento de las mujeres chilenas afirma tener “una muy buena o buena” calidad de vida; mientras que en los hombres la cifra alcanza el 71,1 por ciento.

El sondeo también señala que el 47 por ciento de las mujeres dice que tienen a su cuidado niños, adultos mayores, enfermos minusválidos o crónicos, mientras que en el caso de los hombre la cifra cae al 26,2 por ciento.

Otro dato interesante es que el 28 por ciento de las mujeres dice que siempre o casi siempre las tareas domésticas quedan sin hacer en la casa cuando no están, contra el 10,3 por ciento de los hombres

La encuesta muestra una fuerte brecha de género entre hombres y mujeres de nuestro país, siendo ellas las que tienen constantemente indicadores que muestran una menor satisfacción con su vida, peores condiciones y mayores responsabilidades.

Uno de los factores que se relacionan directamente con la calidad de vida es la salud, en el que también se refleja un mayor rango de insatisfacción entre las mujeres. El 31,9 por ciento de las encuestadas asegura que su salud es “regular o mala”, versus el 17,7 por ciento de los varones. Así, la carga de enfermedades en ellas es casi el doble que en ellos y se agudiza cuando entran a la tercera edad.

La diferencia se mantiene en relación al diagnóstico de enfermedades crónicas: el 29 por ciento de las mujeres consultadas reconoce que le han diagnosticado dos o más dolencias de ese tipo, mientras que entre los hombres la misma cifra es de 16,4 por ciento.