Durante este lunes, el avión Boeing 747-400, más conocido como SuperTanker, se despidió de nuestro país luego de 19 días combatiendo los numerosos incendios forestales que se tomaron la zona centro y sur del país.

La tripulación fue condecorada el pasado viernes por la Cruz Roja, mientras que hoy se realiza la despedida oficial previa al despegue. Esta mañana, la aeronave selló su despedida de Chile con un mensaje publicado en redes sociales, que consignó: “Hasta pronto, Chile! Fue un honor ayudarlos!”.

El mensaje estuvo acompañado de dos fotografías, que muestran a la tripulación sosteniendo una bandera chilena y una pizarra con la frase: “hasta la próxima”

El texto además viene acompañado de dos fotografías. En las imágenes se puede ver a la tripulación sosteniendo una bandera chilena junto a la escalera del avión. Y en la otra, una pizarra con el mensaje “hasta la próxima”.

El representante en nuestro país del avión, Dieter Linneberg, señaló que la tripulación se despidió contenta y que el Global Supertanker está disponible para venir cuando sea necesario.

La llegada de la aeronave a Chile produjo una gran polémica, luego de que su gestora Lucy Ana Avilés acusara al Gobierno de demorar la donación cuando la emergencia estaba desatada. Pese a que desde el Ejecutivo aseguraron que el retraso se debió a las fiscalizaciones técnicas realizadas por Estados Unidos, Avilés rechazó esa versión.

“Las autoridades me pidieron las certificaciones respecto al avión, como el cuestionario de preguntas dónde se nos preguntó cuál era nuestra intencionalidad con la ayuda, quien pagaría la bencina, agua y más, a lo que siempre contestamos: Nosotros”, enfatizó la psicóloga.