El secretario general de la OEA, Luis Almagro, denunció este miércoles que las autoridades cubanas denegaron su visa para entrar a la isla.

Almagro viajaba a Cuba para asistir al mismo acto que Mariana Aylwin, en el que iba a recibir un premio de manos de la opositora Rosa María Payá.

En una carta a Rosa María Payá, presidenta de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia que otorgaba este miércoles los galardones, Almagro explicó que el consulado de Cuba en Washington le denegó el visado para su pasaporte diplomático de la OEA y también la posibilidad de entrar con su pasaporte uruguayo, para el que no requeriría visado.

Cuba salió de la OEA en 1962, cuando quedó apartada por su enfrentamiento con las políticas de Washington. La Habana critica al organismo por considerarlo un instrumento de los intereses regionales de Estados Unidos.

Este martes el expresidente de México Felipe Calderón también informó de que le habían negado la entrada. Eso el mismo día que Mariana Aylwin, hija del ex presidente chileno Patricio Aylwin, tampoco pudo entrar a la isla para recibir una mención de honor póstuma a su padre.

Según informó la Embajada de Cuba, la prohibición de Aylwin se debe a que la ex consejera regional por la Región Metropolitana y exministra “está involucrada” en una “grave provocación internacional contra el Gobierno cubano” que ” fue gestada por un grupo ilegal anticubano” con el objetivo de “generar inestabilidad interna y, a la vez, afectar nuestras relaciones diplomáticas con otros países”.