“Paltas y agua robada” es la investigación que el medio danés Danwatch publicó el 19 de marzo, donde informaban acerca de la privatización del agua y el daño que ha provocado el robo de esta para la plantación intensiva de paltas en la zona de Petorca. La publicación causó revuelo en el país nórdico y varias cadenas de supermercados aseguraron que evitarían comprar paltas de esa zona de nuestro país. Paralelamente, el dirigente por la defensa del agua Rodrigo Mundaca recibió amenazas de muerte por vía telefónica.

“Una voz en el teléfono sólo dijo que debería mantener mi boca cerrada y luego me preguntó: ¿de qué porte eres? Tenemos que encontrarte un traje de madera” denunció el dirigente del Movimiento de Defensa por el acceso al Agua, la Tierra y la protección del Medio Ambiente (Modatima) a los medios daneses.

Mundaca, quien ya enfrentó una larga querella en su contra interpuesta por el político DC Edmundo Pérez Yoma, aseguró que iniciar una investigación policial es inútil ya que, pese a que varios de sus compañeros recibieron la misma llamada, no tienen mayores pruebas del hecho ni indicios de quién podría estar detrás.

La directora de la fundación Heinrich Böll, Ingrid Wehr, señaló que se encuentran trabajando con Modatima los últimos tres años. Así, la entidad de origen alemán está ayudando a asegurar representación legal y consultores de seguridad para Rodrigo Mundaca y los miembros de Modatima durante la última semana.

En Dinamarca, en tanto, los portavoces de las cadenas de supermercados calificaron el hecho como “fuertemente reprochable” y aseguraron a Danwatch que evaluarán retirarse de las compras de palta en esa zona o fortalecer la fiscalización para asegurar que sus empresas proveedoras tengan buenas prácticas.

A través de un correo, la Asociación de Exportadores de Frutas, Asoex A.G. señaló al medio danés que rechazan cualquier acción o declaración que infrinja la libertad de expresión.