El pasado 9 de septiembre, la ex jefa de prensa de la UDI Lily Zúñiga presentó una autodenuncia ante la fiscalía de Alta Complejidad Oriente, en la que reconoció que no existían los “servicios prestados” de tres boletas emitidas a su nombre por la diputada Claudia Nogueira. Es por eso que el Consejo de Defensa del Estado (CDE) ha decidido querellarse contra la parlamentaria gremialista, según La Tercera.

Las tres boletas que Zúñiga reconoció como falsas son en total de $4,2 millones por asesorías falsas, pagadas con el dinero de asignaciones parlamentarias del Congreso. Estas habrían sido a través de Conectiva, la empresa de comunicaciones de Gonzalo Cornejo, ex alcalde de Recoleta y esposo de Nogueira. 

Esta no es la primera vez que la pareja UDI se ve enfrascada con la justicia. En 2009, se investigó un caso de fraude al fisco por parte de la misma diputada Nogueira por el pago a Jaime Jullian, asesor financiero de su esposo, por consultas que nunca se realizaron. Pagos que terminaron en la cuenta que mantenía la propia parlamentaria con Cornejo.

Finalmente, Nogueira llegó a un acuerdo con la fiscalía después de haber sido formalizado, evitando el juicio gracias al pago de 30 millones de pesos y firma ante el Ministerio Público por 18 meses.