Este miércoles se aplicará un nuevo Censo que busca subsanar las fallas del anterior, aplicado en 2012 durante el gobierno de Sebastián Piñera y cuyos datos quedaron totalmente sin efecto. No obstante, en la previa de la jornada, el Movimiento Autonomista (MA) lanzó una campaña: una ilustración que informa sobre la ausencia del trabajo doméstico dentro de las opciones del Censo 2017 bajo el “hashtag” #TambiénEsTrabajo.

La iniciativa surgió desde el Frente Feminista de la organización, específicamente de las militantes Manuela Veloso y Andrea Salazar.

“El censo es una herramienta muy importante que pretende conocer quienes somos y en qué trabajamos los y las chilenas. Para ello no puede desconocerse el trabajo doméstico, de cuidado, y de crianza que las mujeres realizan en el contexto del hogar. El hecho que el 2017 ocurra esto sólo perpetúa la desigualdad”, explica Andrea Salazar, quien además es precandidata a diputada por el Distrito 12 y fue quien impulsó el proyecto de ley feminista 8M.

Manuela Veloso, en tanto, hizo énfasis en que es necesario “impulsar una política que avance en la equidad de género, desarrollando una agenda feminista que ponga sobre la mesa y discuta temas como la extensa y doble jornada laboral, el acoso sexual laboral, la brecha salarial, la inserción laboral femenina, el llamado techo de cristal, el problema de las salas cunas, etc. Es decir, una serie de aspectos  que redundan en la pobreza femenina y en una distribución injusta de poder y de riqueza que nos deja a las mujeres en situación de desventaja”.

En términos totales, considerando los tres tipos de trabajos no remunerados, las estadísticas son las siguientes:

  • En un día de semana, el 91,6% de la población a nivel nacional, participa en este tipo de trabajo, el cual no es pagado, ni en especies ni en dinero.

  • En un día de fin de semana la participación es similar, 91,4% y en un día tipo es de 96, 5%.

  • En cuanto al tiempo, a nivel nacional la población destina 4,92 horas en promedio al trabajo no remunerado en el día de fin de semana, poco mayor a lo destinado el día de semana que corresponde a 4,56 horas promedio.

  • En el día de semana las mujeres participan 95,5% en el trabajo no remunerado destinando 6,07 horas en promedio, mientras que los hombres participan en 87,2% y destinan 2,74 horas en promedio.

  • En el día de fin de semana, las mujeres participan en 94,6% y destinan 6,12 horas, mientras que los hombres participan en 88,0% y destinan 3,50 horas promedio. (ENUT 2015)

Mira acá la ilustración con la campaña que llama a no repetir la misma omisión en el próximo Censo: