El tribunal supremo de la Democracia Cristiana (DC) solo amonestó y no expulsó al diputado Ricardo Rincón, luego de verse involucrado en un caso de violencia intrafamiliar contra su ex pareja, Carolina Hidalgo. Ante esto, la controversia al interior del partido continúa, entre los que defienden al parlamentario y aquellos que consideran débil la sanción ante la gravedad del caso.

Según informa El Mostrador, ayer, la ex ministra y senadora Ximena Rincón, hermana del diputado, no pudo contener las lágrimas al reaccionar a la decisión favorable del tribunal supremo. En su alocución, la ex titular de Trabajo aludió a Marta Cruz-Coke, integrante de la comisión de ética de la colectividad, que emitió un informe en contra del parlamentario.

“Una de las personas del comité de ética que falló es abuela de una de las personas que ha perseguido a mi hermano y debió haberse inhabilitado“, dijo Ximena Rincón, refiriéndose a la ex directora de la Dibam y a su nieta Josefina Huneeus, que firmó una petición de sanciones contra Ricardo Rincón.

Esto provocó la respuesta de Marta Lagos, hija de Marta Cruz-Coke y madre de  Josefina Huneeus.

La socióloga comparó la situación con la del dictador Augusto Pinochet, usando su cuenta de Twitter.

 

 

 

 

Por su parte, la presidenta de la DC y precandidata presidencial del partido, Carolina Goic, afirmó que “la violencia intrafamiliar es inaceptable venga de donde venga, quienes tengan condenas en la materia no deberían ser candidatos elección popular”.